Divididos grupos empresariales hispanos sobre efecto de reforma impositiva en pequeños negocios

La Cámara Hispana de Comercio, encabezada por el ex asesor del gobierno de Donald Trump Javier Palomarez, está entusiasmada por la reforma, pero no así otros grupos de negocios hispanos y pequeños negocios.
Divididos grupos empresariales hispanos sobre efecto de reforma impositiva en pequeños negocios
El presidente de la Cámara de Comercio Hispana de EEUU (USHCC), Javier Palomarez, renunció a su cargo en medio de escándalo por presunto acoso sexual.
Foto: Suministrada / Impremedia

Grupos hispanos de negocios están divididos sobre el efecto que la reforma de impuestos que el Congreso aprobó este miércoles tendrá sobre los pequeños negocios de este país, y al centro de la disputa está de nuevo la controvertida figura de Javier Palomarez.

Palomarez, presidente y director ejecutivo de la Cámara Hispana de Comercio de Estados Unidos,  es uno de los pocos prominentes demócratas y líderes  hispanos de pequeños negocios que apoyó entusiasmado la reforma de impuestos aprobada el martes por el Congreso.

Hace dos días que Palomarez, quien ha sido criticado por haber formado parte de un “concilio de asesores de la diversidad” para el gobierno de Trump, dio su espaldarazo entusiasmado al proyecto de ley de reforma de impuestos, alegando que es bueno para los pequeños negocios.

“Estoy haciendo llamadas, urgiendo a personas de ambos partidos a que apoyen este proyecto y no dejen que les afecte el hecho de no ser perfecto”, dijo Palomarez durante una entrevista con Fox News, realizada el lunes.

Palomarez dejó el “concilio” de asesores de Trump en septiembre luego que el presidente cancelara DACA, el programa de acción diferida para arribados en la infancia, pero aún no está claro si tal concilio alguna vez tuvo algún tipo de actividad ya que nunca se reunieron ni hay rastro del mismo en ninguna parte.

Según una reciente investigación periodística Palomarez, que ha tenido relaciones contenciosas con algunas cámaras locales, también está bajo la mira por la propia organización que está auditando su manejo financiero de la misma.

Pero Palomarez, quien antes tomó crédito porque Trump no eliminó DACA en los primeros meses, sigue apareciento en medios nacionales, y esta vez, favoreciendo a Trump por su reforma de impuestos.

Aquí la entrevista de Palomarez con Fox

No obstante, otros líderes y organizaciones que velan por los intereses de los pequeños empresarios y compañías -un rubro nacional en el que los latinos están muy representados- no están necesariamente de acuerdo con Palomarez.

Julian Cañete, presidente de la Cámara Hispana de Comercio de California, dijo en una entrevista con La Opinión que, aún con algunos cambios realizados en las negociaciones, la medida no va a ayudar a la mayoría de los negocios pequeños de California.

“Los verdaderos pequeños negocios, esos que están operados por una familia o tienen un solo propietario, no las corporaciones grandes, ellos son los que van a sufrir más que beneficiarse con esta reforma”, dijo Cañete.

La reforma impositiva afectará especialmente a estados que ya tienen altos impuestos en relación a otros como California y Nueva York, ya que hace una serie de cambios a las deducciones que pueden hacerse sobre préstamos inmobiliarios y sobre impuestos estatales y locales.

“El empresario pequeño típico es el que pide prestado sobre su propiedad para iniciar un negocio y así hace crecer su negocio”, dijo Cañete. “Esta ley limita las deducciones que ayudan a estos empresarios a impulsar su negocio”.

Por su parte Palomarez y la Cámara Hispana de Comercio de Estados Unidos (USHCC) dieron su respaldo entusiasmado a la reforma. En un artículo publicado hace 10 días en el Wall Street Journal, Palomarez unió su voz a un ex asesor de campaña de Trump, Steve Cortes, en impulsar la medida.

El artículo hacía referencia a la tasa de impuestos máxima que enfrentan los pequeños empresarios que pagan “como individuos” y añade que es excesiva, especialmente al añadir los impuestos estatales y locales.

Pero la versión final de la ley limita la deducción del pago de impuestos estatales y locales, algo que beneficiaría a esa comunidad.

En un comunicado, la USHCC dio su apoyo a la medida aunque dijo que “no es perfecta”.

La principal objeción de muchos demócratas y expertos a la reforma impositiva impulsada por Donald Trump y el congreso republicano es que se enfoca en ofrecer un inmenso recorte de impuestos a grandes corporaciones, con recortes que son permanentes. Al mismo tiempo, da un recorte más pequeño a la clase media y trabajadora, pero elimina una serie de deducciones y créditos impositivos que benefician a este grupo de la población. Los recortes para individuos desaparecerían en los próximos años.

Al menos el 50% de los negocios de California, dijo Cañete, son “pass-through” corporations (S-corp) cuya declaracion de impuestos es presentada por el dueño como individuo.

La organización Businesses for Responsible Reform, que representa a pequeños negocios, dijo en un comunicado que la legislación final es “un regalo para las grandes corporaciones que no ayuda en absolutamente nada a los pequeños negocios”.

“El día de hoy, el congreso puso de lado el bienestar de los 30 millones de pequeños negocios en Estados Unidos en favor de un irresponsable regalo  a las grandes corporaciones”, dijo Ron Busby, presidente de la organización.

Jim Cooper, un senador demócrata de Tenesí que es conocido como parte del grupo de Blue Dog Democrats (un grupo de demócratas conservadores que favorecen la responsabilidad fiscal), invocó el famoso “cuento de Navidad” de Dickens al votar contra la medida.

“A todos nos gustan los recortes de impuestos, solo que esta ley se los da todos a Scrooge y nada a (su empleado) Bob Cratchit”.

Unidos US, antes el Concilio Nacional de La Raza, señaló que otro problema de la legislación es que aumenta la deuda nacional  o déficit en 1,400 billones de dólares (1.4 trillion) en la próxima década.

“Esto resultará probablemente en recortes draconianos a programas como Medicare, Medicaid y SNAP que benefician a 6.3 millones de latinos”, ,apuntó la organización.