Dreamers se alistan para otro mes de lucha por el Dream Act

Un año con renovadas fuerzas para exigir la legalización de los jóvenes amparados al DACA
Dreamers se alistan para otro mes de lucha por el Dream Act
Continuarán su inagotable lucha
Foto: María Peña

WASHINGTON— El Congreso reanudará su sesión 115 con un amplio abanico de tareas pendientes, incluyendo la negociación para el voto del “Dream Act”, y centenares de activistas “Dreamers” se alistan para continuar la lucha por su aprobación.

El viernes pasado, los legisladores iniciaron su receso decembrino con el alivio de haber evitado un cierre del gobierno, pero los fondos que aprobaron se agotarán el próximo 19 de enero y tendrán que retomar la tarea a partir de la próxima semana.

El Senado reanudará su sesión el 3 de enero, mientras que la Cámara de Representantes lo hará cinco días después.

Para los legisladores demócratas, y grupos aliados, las negociaciones presupuestarias de corto y largo plazo son una ventana de oportunidad para exigir la aprobación del “Dream Act” para la legalización de los jóvenes indocumentados.

Esto se debe a que, el año entrante, los republicanos en el Senado verán reducida su mayoría por uno, a 51-49, y para lograr los 60 votos para aprobar leyes presupuestarias necesitarán apoyo demócrata.

La semana pasada, un grupo de 30 senadores demócratas votó en contra de la ley de gastos para el gobierno, entre ellos los senadores Chuck Schumer, Kamala Harris, Dick Durbin, Diane Feinstein, Sherrod Brown,  y Kirsten Gillibrand, porque ésta no incluyó el “Dream Act”.

En declaraciones a este diario, el abogado de inmigración, David Leopold, elogió que Brown, su senador de Ohio, haya votado en contra de la ley de gastos, aunque lamentó que otros demócratas, que afrontan una dura lucha por su reelección en 2018, no hayan hecho lo mismo.

“Los Dreamers y demás activistas regresaron a sus estados muy decepcionados, pero regresarán en enero para ganar esta batalla a favor del Dream Act… con seguridad, los nativistas en el Congreso y sus extremistas aliados anti-inmigrantes ofrecerán medidas como píldoras venenosas para eliminar las protección de DACA”, señaló Leopold, al referirse a las concesiones que ambos partidos negociarían para lograr la aprobación de DACA.

“Esperamos que el liderazgo demócrata se mantendrá firme, para usar su palanca legislativa para hacer lo correcto. El tiempo es ahora, porque no hay más mañanas”, puntualizó Leopold, quien ha representado a familias con hijos “Dreamers”.

Pero el líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell volvió a insistir en que no hay prisa, porque el presidente Donald Trump dio plazo hasta el 5 de marzo de 2018 para encontrar una solución negociada, tras el desmantelamiento del programa de “acción diferida” (DACA) de 2012.

El senador republicano por Texas, John Cornyn, ha estado negociando una solución a puerta cerrada con los demócratas, y también cree que ambos partidos podrán anunciar un acuerdo antes de marzo, si los demócratas “actúan de buena fe”.

La oposición demócrata, mientras tanto, ha dicho que podría ceder algunas concesiones en materia de seguridad fronteriza, aunque no las ha detallado en público.

Más protestas en enero

Líderes del movimiento de los “Dreamers “ han dicho que regresarán en enero próximo con renovadas fuerzas para exigir la legalización de los jóvenes amparados al “DACA”.

Cristina Jiménez, directora ejecutiva de “United We Dream” (UWD) manifestó hoy optimismo de que la serie de actos de protesta en las oficinas y corredores del Capitolio surtirá efecto.

“Nuestra presión está funcionando—tenemos a representantes en ambos partidos que se vieron obligados a apoyar nuestra causa, después de que hicimos tomas de sus oficinas y protestamos en sus pasillos. A comienzos de enero, regresaremos con fuerza para exigir el Dream Act”, dijo Jiménez en un correo electrónico dirigido a los donantes.

Por su parte, Ben Monterroso, director ejecutivo de “Mi Familia Vota”, criticó que los legisladores estén ahora disfrutando los días festivos con sus familias mientras los beneficiarios de “DACA” y el “Estatus de Protección Temporal” (TPS) los pasarán con “mucha ansiedad, contando los días a su posible deportación”.

“Los miembros del Congreso que se pusieron en el lado equivocado de la Historia han revelado una vez más dónde están sus verdaderas prioridades. Esta es una farsa de justicia que no olvidaremos pronto”, dijo Monterroso, al asegurar que su grupo se sumará a la campaña de presión el mes próximo.

“Vamos a derrotar a quienes actúen en contra nuestra en las urnas en 2018. No nos daremos por vencidos, la humanidad y la dignidad vencerán y lograrán el Dream Act en 2018”, prometió.

Los republicanos que controlan ambas cámaras del Congreso celebran la aprobación de una polémica reforma fiscal, pero al regresar a Washington afrontarán una larga lista de asuntos pendientes, incluyendo la renovación de fondos para el Programa de Seguro de Salud para Niños, gastos de defensa, y el aumento del techo de la deuda nacional, entre otros.