No hay cargos contra policía que disparó frente a jóvenes en Anaheim

El agente Kevin Ferguson enfrenta varias demandas civiles
No hay cargos contra policía que disparó frente a jóvenes en Anaheim
El agente implicado está siendo investigado por los hechos.
Foto: Captura de Pantalla / Fiscalía del Condado de Orange

La Oficina del Fiscal de Distrito del condado de Orange no presentará cargos en contra de Kevin Ferguson, el agente de la Policía de Los Ángeles (LAPD) quien disparó su pistola frente a un grupo de jóvenes en Anaheim el año pasado.

En conferencia de prensa, el fiscal Tony Rackauckas dijo que no se pudo probar más allá de “una duda razonable” que el agente Ferguson, quien estaba fuera de servicio y frente a su casa, usó fuerza excesiva.

“No presentaremos cargos en contra del señor Ferguson”, dijo Rackauckas.

El altercado sucedió el 21 de febrero del año pasado cuando un grupo de estudiantes caminaban frente a su casa y una de ellos cruzó por su césped. Aparentemente Ferguson llamó a la estudiante de una forma “vulgar e irrespetuosa”, lo cual llevó a que un chico de 13 años intentara defenderla.

El fiscal dijo que Ferguson temió por su vida, ya que escuchó al niño decir, “I’m going to shoot you” (te voy a disparar) a lo que el menor revela que dijo “I’m going to sue you” (te voy a denunciar).

 

El agente Kevin Ferguson en el momento del altercado cuando saca su arma de fuego. (Imagen de YouTube)
El agente Kevin Ferguson en el momento del altercado cuando saca su arma de fuego. (Imagen de YouTube)

Ferguson intentó hacer una detención civil del menor – quien fue identificado como “John Doe” -y llamó a la policía. Poco después la discusión se convirtió en ataque físico cuando Ferguson comenzó a jalonear al muchacho de nuevo hacia su propiedad mientras un grupo de jóvenes intentaba convencerlo que lo soltara. El incidente fue captado en videos de diferentes ángulos, los cuales fueron mostrados en la conferencia de prensa.

Poco después el video muestra a otro joven—identificado como “John Doe 3″— empujar a Ferguson para que suelte al chico de 13 años y uno más—identificado como “John Doe 4″—brinca mientras se pone un lápiz en la bolsa de su pantalón. Inmediatamente Ferguson sacó su pistola y disparó una vez al suelo.

Nadie resultó herido.

El video del altercado se volvió viral y generó fuertes protestas frente a la casa de Ferguson por lo que consideraban “abuso de autoridad”.

Loading the player...

Poco después llegaron las autoridades que arrestaron al muchacho de 13 años y a otros jóvenes; Ferguson fue dejado en libertad.

Los fiscales dijeron que las acciones de Ferguson, de 32 años, fueron “imprudentes, inmaduras y pusieron en peligro y atemorizaron al niño de 13 años”. Igualmente puso en peligro la seguridad de unos 14 jóvenes quienes fueron testigos del incidente cuando sacó su arma y disparó, pero el incidente no fue catalogado como un crimen.

Rackauckas dijo que no se puede entablar tampoco una demanda por poner la vida de menores en peligro por la misma razón de que Ferguson creyó que le iban a disparar. “[La demanda] no [sería] respaldada con evidencia”, dijo el fiscal.

Rackauckas dijo que Ferguson testificó que el disparo fue “un disparo de advertencia” y que estos disparos son legales “bajo las circunstancias correctas”.

La Liga Protectora de Policías de Los Ángeles (LAPPL), el sindicato que representa a los agentes del LAPD, alabó el dictamen del fiscal.

“La exoneración del agente Ferguson fue la decisión correcta. Nuestro agente tomó acciones para protegerse a sí mismo cuando fue atacado por multiples individuos, incluyendo uno que parecía seconder un objeto afilado que pudo haberse usado como un arma”, indicaron en un comunicado.

Algunos de los jóvenes involucrados en el hecho han entablado demandas civiles contra Ferguson.