Ataque contra inmigrante mexicano lo hace candidato para la Visa U

Su abogado dice que el incidente tiene todas las características de un crimen de odio, y pide a los inmigrantes no tener miedo de reportarlos
Ataque contra inmigrante mexicano lo hace candidato para la Visa U
01/23/18 /LOS ANGELES/Mexican immigrant Armando Sandoval shows his stabbed wounds (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

Pocos días antes de Navidad, cuando Armando Sandoval caminaba rumbo a su casa, a plena luz del día por las calles de Sylmar fue atacado a puñaladas por la espalda. Se sospecha que este atentado que sufrió pudiera ser un ataque de odio.

“No supe quiénes fueron mis atacantes, si fueron uno o varios. Quedé inconsciente y desperté hasta por la noche en un hospital”, dice este inmigrante mexicano indocumentado.

A finales de enero, Sandoval de 48 años de edad pudo dar un paso en la calle.

Una fuerte herida le causaron a Armando Sandoval en las calles de Sylmar en diciembre pasado. (foto suministrada)
Una fuerte herida le causaron a Armando Sandoval en las calles de Sylmar en diciembre pasado. (foto suministrada)

La recuperación de las seis puñaladas asestadas le ha llevado semanas. El incidente ocurrió el 20 de diciembre, entre las una y las dos de la tarde.

No se atreve a decir quién pudiera estar detrás del ataque que casi le cuesta la vida. “No puedo acusar a nadie. No tengo evidencias”, dice. Sufrió heridas en la cabeza, la cara, distintas partes del cuerpo y casi le arrancan un dedo.

Sandoval ha vivido en el país desde hace 31 años y tiene una petición de residencia en base a su hijo de 21 años nacido en Estados Unidos. Ya en 1994, presentó otra solicitud por su matrimonio con una ciudadana estadounidense, pero como se divorció no continuó con el proceso.

Sin embargo, consiguió que le dieran un permiso de trabajo y un número de seguro social.

Armando Sandoval muestra las heridas sufridas. (foto suministrada)

¿Califica para la Visa U?

Tras el incidente sufrido por Sandoval, el abogado en migración Alex Gálvez revela que solicitará una visa U, la cual se otorga a las víctimas de crimen. “Existe un mito muy grande que dice que si se tiene una petición pendiente de residencia 245 (i) u otras peticiones ante migración, no puedes aplicar para la visa U. Pero si eres elegible, claro que se puede solicitar la visa U como es el caso de Sandoval”, subraya.

En migración, dice que se permite someter varias solicitudes para obtener alivios, siempre y cuando la persona sea elegible. “La meta es que arregle su residencia con la primera aplicación que dé resultados”, remarca.

Gálvez considera que la visa U puede reforzar la petición de Sandoval de residencia bajo la 245 (i). “No importa si agarraron o no a los malhechores. El proceso de la visa U se lleva entre 3 y 4 años para resolver en una corte”, sostiene.

El experto en migración hace ver que muchos inmigrantes que han sido víctimas de crimen tienen miedo a reportar un ataque a la policía porque no saben que son elegibles para la visa U. “Es importante que sepan que tienen esa opción, y no la dejen pasar”, dice.

Opina que por la manera como fue apuñalado Sandoval, se sospecha que fue víctima de un crimen basado en odio. “Hemos visto un incremento de los ataques de odio contra los hispanos en la época de Trump. Quiero decirles a los indocumentados que si alguien los asaltan o son víctima de un delito de odio, también pueden solicitar la visa U”.

El inmigrante mexicano Armando Sandoval muestra las heridas que le causaron en el vientre. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)

Encontronazos con la policía

A Sandoval, residente de Sylmar y dedicado a la venta de Bienes Raíces, le ha pasado de todo. Durante muchos años fue un fiero activista en la ciudad de San Fernando en contra del decomiso de automóviles a los inmigrantes indocumentados por parte de la policía de esa ciudad del valle del mismo nombre.

“Imagínese nada más, el dueño de la compañía de remolque de vehículos, Black and White, era uno de los jefes policiacos. Con razón estaban muy motivados a poner retenes todos los viernes; y a mantener una campaña muy agresiva en una ciudad de dos millas cuadradas para quitarle los carros a los hispanos indocumentados, y se enfocaban mucho en las madres de familia”, dice.

En 2013, dice que fue acusado por la Policía de San Fernando de robarse un perro que era de su propiedad, pero le fincaron cargos hasta abril de 2014 con el añadido de otro cargo por entrar sin permiso a una propiedad. “Ninguna de las dos cosas eran ciertas. Yo vendo casas y yo tenía las llaves de la propiedad de la que me acusan que entré sin autorización”, dice.

La Policía de San Fernando lo entregó a Migración, y fue llevado al Centro de Detención en Adelanto en abril de 2014 donde permaneció hasta julio de 2014.

El inmigrante mexicano Armando Sandoval dice que de lo malo puede salir algo bueno, una Visa U que le daría la residencia. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)

El abogado Gálvez lo sacó tras el pago de una fianza de 3,000 dólares. “Ese proceso está abierto y sigue peleándose”, dice Sandoval.

Pero ya libre, en noviembre de 2015, la Policía de San Fernando le decomisó su vehículo supuestamente por no traer una licencia de manejo válida. “Me dejaron salir, pero me dijeron que me volverían a detener si me veían manejando. Yo volví con la evidencia del DMV (Departamento de Vehículos y Motores) de que mi licencia de manejo era válida pero no me la aceptaron”, recuerda.

En 2016, le pidió ayuda a Telemundo a través de su sección Telemundo Responde para que le devolvieran los 1,500 dólares que le cobraron por decomisárle el carro durante 31 días.

“El jefe de la Policía de San Fernando dijo en el reportaje que transmitió Telemundo en 2016 se trataba de un error humano, y que me iban a devolver los 1,500 dólares que me costó recuperar el vehículo pero hasta la fecha no me los han regresado”, precisa.

Casi pierde el dedo Armando Sandoval durante el ataque que sufrió en diciembre pasado en Sylmar. (foto suministrada).
Casi pierde el dedo Armando Sandoval durante el ataque que sufrió en diciembre pasado en Sylmar. (foto suministrada).

El año pasado, Sandoval presentó una demanda federal por violación a sus derechos civiles contra los detectives Peter Aguirre, Evelyn Díaz y Al Martinez del Departamento de Policía de la ciudad de San Fernando.

“Estoy cansado de los abusos y que me entreguen a migración. Mucha gente ha salido corriendo de la ciudad de San Fernando. Yo no lo voy a hacer. Solo quiero vivir en paz”, menciona.

Versión oficial

Anthony Vairo, jefe del Departamento de Policía de la ciudad de San Fernando dijo que hasta donde está enterado no hay ninguna demanda en contra del departamento que dirige ni de algún oficial alguno por parte de Sandoval.

“El dinero por el decomiso del vehículo no se le ha entregado porque él no es el propietario legal.  Él lo estaba pagando a otra persona. Entonces el propietario legítimo debe solicitar el reembolso”, precisó.

Hizo ver que ellos no siguen las leyes federales de migración. “A nosotros no nos importa el estatus migratorio de las personas detenidas. Si alguien  es llevado a una cárcel, lo que suceda después con el sistema de cortes ya no nos corresponde. Pero nosotros acatamos las leyes de California no las de migración”, dijo.