USCIS hará entrevistas de asilo primero a solicitantes nuevos para atacar “fraude”

Agencia de Inmigración y Naturalización anunció sorpresivamente el cambio, que está destinado a "desincentivar la presentación de casos ilegítimos, únicamente para obtener permisos de trabajo".

Quinteros recibió la orden de pagar $292,526 dólares que sus trabajadores le pagaron
Quinteros recibió la orden de pagar $292,526 dólares que sus trabajadores le pagaron
Foto: John Moore/Getty Images

La Agencia de Inmigración y Naturalización (USCIS) anunció este miércoles que cambiará el orden de las entrevistas a personas que han solicitado asilo en este país, para resolver primero los casos recién presentados. La intención del cambio, según USCIS, es identificar casos fraudulentos presentados en los últimos años y “reducir el retraso”.

“Los retrasos en el procesamiento de casos de asilo son dañinos para los solicitantes legítimos”, dijo el director USCIS L. Francis Cissna. “La larga espera por acumulación de casos pendientes podría explotarse para minar la seguridad nacional y la integridad del sistema”.

Desde el año 2014 USCIS procesaba los casos de asilo en el orden en el que estos eran presentados y actualmente hay una gran acumulación de casi casos en espera de resolución que ha crecido notablemente en los últimos cinco años.

Según la agencia, encargada de procesar los casos “afirmativos” de asilo -los presentados por un individuo que no está en proceso de deportación- las prioridades a partir de ahora serán las siguientes.

PRIMERA PRIORIDAD: Solicitudes que tuvieron una fecha de entrevista pero que se retrasó a solicitud del peticionario o de parte de USCIS

SEGUNDA PRIORIDAD: Solicitudes que fueron presentadas hace 21 días o menos

TERCERA PRIORIDAD: Todas las demás, comenzando por las presentadas más recientemente y luego, las más antiguas.

El objetivo de este cambio es el de procesar rápidamente los casos más nuevos para “desincentivar las solicitudes realizadas únicamente para obtener autorización de empleo. Este sistema también permitirá decidir los casos legítimos más rápido”, afirma USCIS en su página web.

Los solicitantes de asilo reciben un permiso de trabajo a los seis meses de haber presentado su solicitud y permanecen legalmente en el país hasta que su caso se resuelve.

Pero con este cambio no queda claro que pasará con las personas que ya tienen varios años esperando una decisión a su caso de asilo afirmativo. Grupos que se ocupan del tema consideran que se puede prolongar aún más la espera y perjudicar a solicitantes que quedarán “en el limbo” y sin poder reunirse con familiares que aún están en sus países de origen.

“Es problemático”, dijo a La Opinión Jennifer Quigley de la organización Human Rights First. “Es muy probable que esto lleve a exacerbar la espera y el retraso de casos que van a tener que esperar más tiempo para resolverse. Hay oficinas de asilo donde la espera es de 5 a 6 años”.

Según la organización, esto perjudicará especialmente a los solicitantes que tienen hijos y cónyuges en sus países de origen y que buscan asilo para ayudar a sus familiares a escapar situaciones de peligro.

“”Instamos al USCIS a garantizar un proceso justo para los solicitantes de asilo con necesidades humanitarias apremiantes, como los niños varados en el extranjero y aquellos con problemas médicos, para solicitar y recibir una entrevista oportuna”, apuntó la misma organización en un comunicado.

Pero Doris Meissner, quien fuera directora de la Agencia de Inmigración y Naturalizacíon (INS), predecesora de USCIS y ICE bajo el gobierno de Bill Clinton, dijo que en su tiempo dirigiendo la agencia se llevó a cabo un sistema similar, y sí ayudó a reducir los retrasos, aunque indicó que se debe continuar resolviendo los casos viejos al tiempo que se inicia con los nuevos.

“Si se tramitan los casos nuevos y se deciden en buen tiempo, los casos legítimos se resuelven y los que no lo son van a las cortes”, dijo Meissner. “Muchos no apelarán la decisión al darse cuenta que no tienen un caso sólido. El problema que veo es que se está presentando esta decisión en forma punitiva, alegando fraude y abuso y creo que se trata simplemente de efectividad en el sistema”.