Pierde su anillo y hasta los vecinos cavan a través de las aguas residuales para encontrarlo

Hay muchas cosas que perdemos, pero un anilo de compromiso suele ser especial y merece la pena toda la odisea que esta pareja vivió para recuperarlo
Pierde su anillo y hasta los vecinos cavan a través de las aguas residuales para encontrarlo
Anillo de compromiso que cayó por el inodoro.
Foto: Captura de pantalla

Vivimos un momento sin precedentes...

La crisis causada por el coronavirus nos ha puesto en pocos días en una situación que nadie podía imaginar. La amenaza a la salud de todos debe ser nuestra primera preocupación. Y después, las consecuencias sociales y económicas que ya están golpeando duramente a nuestra comunidad. Pero nuestro compromiso contigo y con todos nuestros lectores es más firme que nunca. Queremos informarte y ayudarte a tomar decisiones en tu día a día.

Producir este contenido que estás leyendo cuesta dinero.
El dinero que permite que los escritores, editores y demás personal de La Opinión puedan mantener a sus familias.
Nosotros no cerramos nuestro contenido como hacen otros medios, porque queremos que todos puedan leerlo, también aquéllos que no puedan pagar una suscripción.

Pero sí pedimos a quienes puedan colaborar con nosotros que nos ayuden. Sólo toma un minuto y puedes aportar tan poco como $3.5 por mes (Sí, leíste bien SOLO $3.5 por mes). Hará un gran diferencia.

Hay muchas cosas que no querríamos tirar, mucho menos dejar caer por la tubería del inodoro.

Esa es exactamente la pesadilla a la que Haleigh Morrissey se enfrentó después de perder su anillo de compromiso.

Todo comenzó de una forma, pero terminó de una manera surreaslista. Según KTVU, Haleigh llamó a su novio Dean par que fuera al baño y le ayudar a quitarse el anillo. No quería mancharlo con loción bronceadora.

Lo dejaron en un lado del lavabo, dejándolo secar sobre un poco de papel.

Un poco más tarde, Haleigh regresó al baño para limpiarlo. Vio el papel, pensó que era basura y lo tiró al inodoro”, recordó Haleigh. Ella no tenía idea de que “basura” era en realidad su anillo de compromiso.

Tardó un momento en darse cuenta de lo que había sucedido. Llamó a Dean otra vez, esta vez gritando.

“Cuando abre la puerta y veo la expresión de su rostro”, dijo Dean. “Fue literalmente una de las cosas más horribles en toda mi vida. Quiero decir, mi primer pensamiento fue, Oh, Dios mío, alguien ha fallecido”.

Así comenzó una frenética y ardua búsqueda del anillo que incluyó a un gran grupo de vecinos. Incluso cavaron la tubería en su propiedad.

Sorprendentemente, ¡encontraron el anillo antes de que fuera demasiado tarde!