“Yo daría la bienvenida a acuerdo de trabajo temporal entre México y EEUU’’: Meade

El candidato presidencial afirma que López Obrador sigue siendo un peligro para México
“Yo daría la bienvenida a acuerdo de trabajo temporal entre México y EEUU’’: Meade
José Antonio Meade, candidato a la presidencia de México./ EFE
Foto: EFE

MEXICO.- José Antonio Meade (Ciudad de México, 1968) es más que un candidato a la Presidencia de este país. Es la cara que escogió el Partido Revolucionario Institucional (PRI) para buscar la Presidencia del país en las elecciones del próximo 1 de julio y, aunque no esté afiliado a él, carga ya las lozas de su historia, de los abusos y sinsabores, contra una población que busca culpables y lo mantiene, por ahora, en tercer lugar de las encuestas.

Pero él se lo toma con calma. Como en la novela de Juan Rulfo, el protagonista reconoce al llegar a Comala que todos, como él,  son hijos de Pedro Páramo, Meade observa que, al final de cuentas, todos los políticos provienen del mismo sistema.

Y ese sistema que tiene de cabeza a México con un cuarto de millón de muertos en dos sexenios, 98% de impunidad, desigualdad, corrupción…

“La ciudadanía está enojada, pero con todos los gobiernos, los federales y locales: es un sentir general’’, ataja durante un encuentro con corresponsales extranjeros que lo cuestionan sobre los exgobernadores prófugos de la justicia, la inseguridad, la violencia y sobre, ¿qué hará diferente a lo que ha hecho el PRI si llega a ganar la presidencia de la República?

Lo primero, “será reconocer lo qué se ha hecho mal’’, detalla flanqueado por su equipo de comunicación en la oficina de campaña de la capital mexicana, un espacio sobrio de dos plantas ubicado en la colonia Condesa y en cuyo fondo se alzan unas escalinatas listas para recibir a un quórum.

Entre las fallas previas en materia de seguridad, reconoce la falta de combate al tráfico de armas. “¿Cómo es posible que haya entre medio millón y un millón de armas que circulan en manos de la delincuencia organizada?; esto significa el número de miembros del ejército Perú’’, detalla.

Otra cosa es la reinterpretación del papel del presidente Trump en la relación México- Estados Unidos. “Esta no se limita a dos gobiernos federales. Es de las relaciones más complejas que se tiene en el mundo.  Diariamente hay un intercambio y flujo de personas, productos y servicios por lo que debemos mantener una buena relación con un diálogo permanente y asumir la importancia de cuidar la dignidad de los migrantes y la soberanía’’, dice.

“No se puede reducir la ralación a la publicación de un Twitt o un comunicado’’.

¿Que si empujaría un convenio de contratación temporal con EEUU al mismo nivel que se tiene actualmente con Canadá, donde los gobiernos intervienen y vigilan las contrataciones de migrantes temporales?

  • ¡Sería bienvenido!- dice. “La migración temporal existió con éxito con el programa Bracero y comenzó a volverse permanente cuando EEUU impidió por diversas vías el reingreso; antes, los trabajadores iban y venían como hoy ocurre con Canadá.

Meade conoce de los detalles de la migración entre otras cosas por su experiencia en dirigir las secretarías de Relaciones Exteriores y de Desarrollo Social, aunquepor ahora tiene otros apuros: rebasar en preferencias al candidato del PAN-PRD Ricardo Anaya y al hasta ahora favorito fundador de Morena, Andrés Manuel López Obrador, quien no pierde oportunidad para acusarlo de “solapar“ diversas malversaciones de fondos de gobernadores y otros colegas.

“Aclaro que esos temas no corresponde resolverlos a Hacienda (la última secretaría que ocupó y por lo cual se le acusa de inacción)’’, comenta antes de pasar al contraataque.

“Claro que creo que Andrés Manuel es un peligro para México’’, advierte.

Y enumera: 1. Su discurso de dar amnistía a los criminales. 2. Su intención de cerrar el nuevo aeropuerto,  “llevaría a México a perder competitividad’; echar para atrás la reforma educativa (sería traicionar el futuro de millones de jóvenes que ahora tienen la certeza de que sus maestros tienen una evaluación) y 3. Apostar por una constitución moral en lugar de las leyes.

Meade cree que la desventaja que tiene en las encuestas no tiene que ver con el PRI si no con las condiciones de desventaja con las que arrancó la pre campaña porque sus rivales ya se promovían como candidatos desde antes que él fuera electo por el PRI, pero calcula que esta ventaja se revertirán cuando arranquen las campañas  en abril.

Entonces hablará de cerca a la población y explicará que llevará el seguro social a todos los campesinos y otros sectores desprotegidos; que en adelante se pagará y capacitará bien a los policías; que homologará  los códigos penales del país  para que se castigue igual a los delitos y recordará lo que se ha hecho bien por parte del partido que ahora representa como la estabilidad económica.

Entonces los votantes sabrán quien es, dice: “que me apoya el PRI, pero lo que lanzo es mi propia campaña, mis propuestas, mi perfil y mi propia calidad de ciudadano’’.