ICE arresta a decenas de trabajadores agrícolas en el centro de California

El propósito declarado los agentes era detener a criminales, pero muchos de los inmigrantes no tenían antecedentes penales
ICE arresta a decenas de trabajadores agrícolas en el centro de California
Cinco individuos lograron escapar al cerco de las autoridades
Foto: Drew Angerer / Getty Images

Agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) arrestaron a al menos 26 trabajadores agrícolas en el condado de Kern, ubicado en el centro de California, la semana pasada.

El propósito declarado de los agentes federales era detener a criminales convictos, pero muchos de los arrestados no tenían antecedentes penales, dijo Armando Elenes, vicepresidente del Sindicato de Trabajadores Agrícolas (UFW), en entrevista con Los Angeles Times. Incluso, varios de los inmigrantes fueron detenidos de camino al trabajo  por agentes en autos sin identificación.

De acuerdo con Elenes, cuya organización está recopilando datos acerca de las personas arrestadas, hubo un caso en el que ICE acudió a un domicilio solo para descubrir que la persona que buscaba ya no vivía en ese sitio. Pero ya estando allí, dijo Elenes, los agentes investigaron y se llevaron a otras personas.

Tales tácticas, dijo Elenas, han sembrado una “ola de medio” entre miembros de la comunidad inmigrante.

Los detenidos en el centro de California se suman a las 232 personas que ICE arrestó durante su más reciente operativo, el cual se dio desde Bakersfield hasta la frontera con el estado de Oregón y duró cuatro días.

Las personas arrestadas, dijo ICE en un comunicado, “representan una amenaza para la seguridad nacional, la seguridad pública y la seguridad fronteriza”.

De los arrestados, 180 eran criminales convictos a quienes se les había emitido una orden final de expulsión, o que habían sido previamente expulsados de Estados Unidos, dijo ICE. Entre ellos, 115 tenían antecedentes penales por delitos graves, tales como sostener relaciones sexuales con menores, acusaciones relacionadas con armas o condenas previas por delitos menores repetidos.

No obstante, dijo la portavoz de ICE Lori Haley en una declaración escrita, la agencia “ya no exime a (ciertas) clases o categorías específicas” de inmigrantes indocumentados de una posible deportación.

Debido a su incapacidad de trabajar en conjunto con los agentes locales en zonas declarados “santuarios”,  agregó, la agencia se “ha visto obligada a seguir realizando detenciones generales en vecindarios locales y en sitios de trabajo, lo que inevitablemente resultará en arrestos adicionales”.

En respuesta a las redadas, el UFW trabaja para asegurar que los trabajadores conozcan sus derechos y sepan qué hacer si son detenidos, indicó Elenas. También se pide que los inmigrantes se preparen y designen a conocidos que puedan hacerse cargo de sus hijos en caso de ser deportados.


NOTAS RELACIONADAS