Urgen a no cancelar programa de RecycLA

A pesar de las miles de quejas; trabajadores aseguran que se puede mejorar ya que disminuye la contaminación
Urgen a no cancelar programa de RecycLA
El programa también recoge alimentos para ayudar a los necesitados. / fotos: Aurelia Ventura
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Con la conocida frase de “Sí se puede”, decenas de trabajadores, activistas y partidarios se reunieron ayer frente a las escalinatas del ayuntamiento de Los Ángeles para abogar por un programa de reciclaje que ellos consideran sobresaliente.

Esta protesta se dio tras el anuncio de que varios concejales están descontentos por las llamadas recibidas acusando a RecycLA de ser un programa fallido. Por lo que los concejales Mitch O’Farrell y Mike Bonin dijeron que planean implementar un nuevo sistema de desechos comerciales de la ciudad.

Miembros de la coalición Don’t Waste L.A. (No echen a perder a L.A.) dijeron que el programa RecycLA ha permitido que muchos residentes y empresas de la ciudad tengan acceso al reciclaje desde julio de 2017.

Señalan que el cambio ha logrado reducir la basura en los vertederos y la contaminación ya que varios camiones han sido cambiados a transporte de cero emisiones. Agregan que se ha incrementado la calidad de los trabajos en la industria del reciclaje y desechos.

Se estima que para 2025 se logrará desviar un 90% de residuos de los vertederos.

Foto: suministrada

Terry Jackson —dueño de una propiedad comercial de seis unidades— dijo en la conferencia de prensa que para él y su vecindario en Leimert Park, al sur de Los Ángeles, el programa ha sido de gran ayuda.

“Ahora tengo dos contenedores de basura, uno para el reciclaje y otro para los otros descompuestos”, señaló asegurando que esto ha impedido que su contenedor este repleto de basura.

“Antes con el contenedor repleto atraía a los indigentes que venían a buscar entre los desechos”, explicó.
Mario Rivera, de la organización no lucrativa centro Monte Sion en el este de Los Ángeles, dijo que igualmente han sido beneficiados de gran manera con el programa de RecycLA.

En el centro se encargan de recolectar comida no caducada de las tiendas y organizaciones la cual antes era enviada a la basura. Después se encargan de repartirla a iglesias y a las comunidades más necesitadas.

“En el este de Los Ángeles servimos a un promedio de 60 familias”, dijo Rivera.

Los manifestantes llegaron hasta las escalinatas del Ayuntamiento. / Foto: Aurelia Ventura.

Falta mejorar el programa

Hasta el momento se han recibido más de 28,000 llamadas en la ciudad de Los Ángeles con quejas sobre la falta de recolección de basura y altos precios en el servicio.

En diciembre los concejales Bonin y O’Farrell presentaron una moción para ordenar a la Oficina de Saneamiento que presente un informe exhaustivo sobre los problemas con RecycLA. Dicho reporte se discutirá en el Comité de Energía, cambio climático y justicia ambiental.

Los activistas y trabajadores están conscientes que el programa, relativamente nuevo, necesita mejorar. Pero se oponen rotundamente a la idea de que desaparezca. Ellos concordaron que ningún programa es perfecto y se necesita trabajar más para su mejoramiento.

“Cuando hay problemas no les damos la espalda, los arreglamos y continuamos avanzando”, dijo Rusty Hicks, presidente de la federación del trabajo AFL-CIO.

Rusty Hicks, presidente de la federación del trabajo AFL-CIO, mejora la calidad del aire para los angelinos./ Foto: Aurelia Ventura

Aseguró que este programa representa una alza de empleos para los angelinos, mejora la calidad de aire y ayuda a reducir la basura en los vertederos por medio del reciclaje.