Medida de presupuesto para 2018 será campo de batalla para aprobación del “Dream Act”

El Congreso debe aprobar una ley antes del 23 de marzo para evitar otro cierre del gobierno
Medida de presupuesto para 2018 será campo de batalla para aprobación del “Dream Act”
Demócratas volverán a insistir en una medida que legalice a los “Dreamers”, o al menos extienda el programa de “acción diferida” (DACA)
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

WASHINGTON—  Líderes demócratas y de grupos cívicos piensan utilizar las negociaciones del proyecto presupuestario de $1,2 billones para el año fiscal 2018 como campo de batalla para la aprobación del “Dream Act”, aunque en el Congreso hay poco espíritu bipartidista para lograrlo.

Legisladores de ambos partidos trabajan entre bambalinas para aprobar el proyecto de ley presupuestario antes del próximo 23 de marzo, cuando vence el quinto proyecto de ley que el Congreso aprobó como “parche” temporal para las operaciones del gobierno federal.

El año pasado, la Cámara de Representantes ya había aprobado un proyecto de ley presupuestario para el año fiscal 2018 con fondos para el muro fronterizo y otras medidas para combatir la inmigración ilegal, pero esas cláusulas quedaron descartadas en la versión del Senado.

Ante la presión para evitar otro cierre parcial del gobierno, los negociadores intentarán aprobar el proyecto de ley de gastos del gobierno pero añadiendo medidas populares con sus respectivas bases.

Así, varios legisladores demócratas no descartan volver a insistir en una medida que legalice a los “Dreamers”, o al menos extienda el programa de “acción diferida” (DACA) de 2012 mientras continúan las negociaciones a largo plazo.

El senador republicano por Arizona, Jeff Flake, promueve una medida suya que extendería DACA por tres años y aportaría, en ese mismo período, fondos para la seguridad fronteriza.

Varios demócratas elaboran medidas para restringir los fondos para el muro fronterizo que ha pedido el presidente Donald Trump mientras, del lado republicano, algunos legisladores insisten en bloquear las ciudades “santuario”.

El mes pasado, el Senado rechazó cuatro medidas relacionadas con inmigración, incluyendo una que contenía el “Dream Act”, y otra con el plan fronterizo del presidente Donald Trump.

El grupo “The Leadership Conference on Civil and Human Rights”, pidió hoy a los principales líderes demócratas y republicanos de los comités de asignaciones en ambas cámaras del Congreso que no incluya “píldoras venenosas” en la ley presupuestaria, en particular  medidas que alteren sustancialmente los programas de visas “H-2A “ y “H-2B”.

“Ambos programas de visas temporales necesitan reformas significativas para proteger mejor a los trabajadores, no simplemente ampliarlos”, pero dentro del proceso parlamentario normal, dijo el grupo en una carta.

En vez de medidas anti-inmigrantes, el Congreso “debe votar una reforma migratoria integral que cree y preserve vías hacia un estatus migratorio permanente,  incluso para los inmigrantes indocumentados y aquellos con estatus temporal como DACA”, dijo el grupo.

Las negociaciones podrían empantanarse de nuevo no solo por el tema migratorio sino también porque algunos legisladores quieren incluir medidas relacionadas con el control de las armas, fondos para impedir que Rusia interfiera con los comicios legislativos de noviembre próximo, y el repliegue de regulaciones ambientales, entre otras.