Duras críticas a la dueña de un perro porque, supuestamente, está gordo

Más de la mitad de los perros y gatos en los Estados Unidos tienen sobrepeso u obesidad
Duras críticas a la dueña de un perro porque, supuestamente, está gordo
Este perro, de raza corgi, fue insultado en las redes sociales por estar gordo.
Foto: Morgan Moffitt

Morgan Moffitt ama a sus perros, tres corgis y un perro callejero adoptado de un refugio.

Como muchas otras personas, publica fotos de ellos en Instagram. La mayor parte de comentarios que recibe son positivos, ya que sus perros son adorables.

Pero el otro día, una imagen de Pax – el más viejo de la manada – disfrutando de una visita al peluquero, provocó unos comentarios negativos.

Calificaron al perro de obeso y a ella la criticaron por no darle una vida más activa.  Moffitt, según informa Today, hace todo  todo lo posible por mantenerlo sano, feliz, amado. Es el perro más feliz del planeta , según dice.

Y es que su dueña ha luchado mucho para que Pax goce de buena salud.

Megan pagó unos  por $800 dólares por él. Lo compróen una tienda de mascotas en 2012. Moffitt tenía 22 años, y aunque ella se había ofrecido voluntaria como rescatadora de gatos, en ese momento no sabía mucho sobre adopción de perros.

Pax tenía 9 semanas cuando Moffitt lo llevó a casa y estaba muy enfermo. El veterinario dijo que en la tienda de mascotas tuvo tos  que se convirtió en neumonía.

Inlcuso le aconsejaron que no le cogiera mucho afecto al pequeño cachorro ya que no parecía que fuera a vivir demasiado. Pero ella decidió luchar  por él y no darse por vencida.

Le tomó unos meses y mucha medicación, pero Pax por fin estaba a salvo.

También intentó rastrear al criador del que provenía Pax, pero la tienda de mascotas no le dio esa información, citando cuestiones de privacidad.

Moffitt descubrió que esta falta de transparencia es un marcador de perros provenientes de fábricas de cachorros. El American Kennel Club incluso recomienda que, aquellos que compren un perro, visiten la casa del criador y pidan conocer a los padres del cachorro para asegurarse de que no estén apoyando a las fábricas de cachorros.

Los ojos de Moffitt se abrieron a los horrores asociados con los peores tipos de prácticas comerciales de crianza de mascotas, y se sintió frustrada y triste por no poder averiguar más sobre los orígenes de Pax.

“Todo fue un callejón sin salida”, dijo.

Los problemas de salud de Pax no terminaron con su neumonía. También sufrió de dolor de espalda crónico, que según Moffitt pudo haber sido el resultado de una mala crianza, y la ansiedad del perro era tan grave que, durante un tiempo, Pax tomó el antidepresivo Prozac.

Pero mientras Pax estaba en Prozac, perdió tanto peso que “pude sentir todas sus costillas”, dijo Moffitt. Normalmente en el rango de 26-29 libras, Pax había bajado a solo 23. Se le quitó las píldoras en el verano de 2017, y ha vuelto a subir a su tamaño normal.

El veterinario de Pax afirma sano y eso es lo único que importa.

Aunque, según informaMichael San Filippo, portavoz de la Asociación Médica Veterinaria de Estados Unidos, ms de la mitad de los perros y gatos en los Estados Unidos tienen son obesos. Este exceso de peso puede reducir su esperanza de vida por más de dos años.

Unas pocas libras adicionales pueden ser un gran problema para nuestras mascotas.