Indignación en el Área de la Bahía por el error de la policía de Berkeley en torno a un kit de violación

El caso de violación y asesinato de Randhir Kaur podría haberse evitado de probarse el kit de violación a tiempo
Indignación en el Área de la Bahía por el error de la policía de Berkeley en torno a un kit de violación
(Dcha) Foto de archivo de Keith Kenard Asberry / (Izda) Manifestantes contra la "cultura de la violación"
Foto: Affinity Magazine

Varios funcionarios públicos y defensores de las víctimas expresaron ayer su furia debido a que un kit de violación archivado en 2008 permitiera a un supuesto violador en serie del Área de la Bahía eludir la detección durante seis años. Ese sospechoso ahora enfrenta cargos de haber asesinado a una mujer en 2015, mientras que la policía de Berkeley dice que no tiene respuestas sobre por qué se ignoró tal evidencia.

“¿Qué más pruebas necesitamos de la absoluta necesidad de probar cada kit de violación? Dejar un kit en el estante de un departamento de policía da a los violadores en serie un pase gratis, exclamó la Senadora estatal Nancy Skinner, D-Berkeley. Por su parte, el supervisor de San Francisco, London Breed, calificó el acontecimiento de “horrible recordatorio” de que los kits de violación deben ser probados para “evitar tragedias evitables”. La Senadora Connie Leyva, D-Chino (Condado de San Bernardino) agregó: “necesitamos arreglar esto”.

El mismo jueves, el sargento Ray Kelly, ex jefe de la unidad de víctimas especiales de la Oficina del Sheriff del Condado de Alameda, dijo que creía que la revelación galvanizaría a las agencias de aplicación de la ley en todo el Área de la Bahía que tienen violaciones no resueltas: “imagino que está recibiendo que están buscando ver si hay alguna conexión con sus casos; los equipos de violación no deben almacenarse en un congelador”. Apuntó que el departamento prueba los equipos de violación a medida que los recibe: “estos deberían recibir la máxima prioridad, la misma que recibiría un homicidio”. Lamentablemente, no siempre es el caso, como han probado varias investigaciones.

Keith Kenard Asberry Jr., de 33 años, de Antioch, está detenido sin fianza en el Condado de Alameda por múltiples cargos que incluyen violación, intento de agresión sexual y secuestro.

Entre 2014 y 2015 la policía relacionó muestras de ADN de sangre en las camisetas de varias mujeres con Asberry, que había estado en una base de datos nacional de delincuentes conocidos desde una condena por delito grave en 2005. Con anterioridad, dos mujeres más fueron supuestamente asaltadas por Asberry en 2008 sin que la policía probara el ADN, impidiéndose por tanto la relación entre los casos hasta 2014.

Entretanto, se ha relacionado al acusado también con un caso de violación de 2005 e incluso con un caso de violación y asesinato de 2015, de la mujer india Randhir Kaur, el cual podría haberse evitado de haberse probado el kit de violación a tiempo.

La policía de Berkeley dijo que no pueden explicar por qué el paquete de violación del ataque de 2008 fue archivado, y no no se atreve a especular sobre si el error dio lugar a víctimas adicionales.