Niño de La Puente resucitado por dos agentes tras quedar atrapado en una puerta motorizada

Los agentes Erik Nava y José Cruz lograron que el niño respirara nuevamente a través de la RCP
Niño de La Puente resucitado por dos agentes tras quedar atrapado en una puerta motorizada
El pequeño Kevin, su familia y sus salvadores
Foto: KTLA5 (Captura)

Kevin, un niño de 18 meses, quedó atrapado el lunes en una puerta motorizada en La Puente, se puso violeta y casi dejó de respirar, lo que provocó una llamada al 911 que trajo a los agentes a la escena para salvarlo, según informaron ayer las autoridades.

“La persona que llamó informó que el niño se estaba poniendo púrpura y no estaba seguro si estaba muerto”, informó el sheriff en un comunicado de prensa. “Llegaron en cosa de un minuto”, dijo el capitán Tim Murakami durante una conferencia de prensa el jueves por la tarde, “encontraron a un residente que había desalojado la puerta y estaba sosteniendo al niño. El niño no tenía vida“.

Los agentes de la ley que los paramédicos y un médico acreditaron como “héroes del caso” son: Erik Nava y José Cruz. “Al verlo sin vida y descolorido, de inmediato tomé medidas y realicé la RCP”, dijo Nava. Momentos después, Cruz llegó a la escena y comenzó a ayudarlo. Los agentes realizaron la reanimación cardiopulmonar durante aproximadamente cuatro minutos antes de que el niño volviera a respirar.

Cruz afirmó estar “agradecido” de que el niño no haya sufrido lesiones graves: “tengo dos hijos míos casi de la misma edad y no me gustaría que pasen por eso”. Nava, que ya salvó la vida de un niño de 7 meses que también dejó de respirar el 16 de noviembre de 2015, describió el éxito como un trabajo de equipo: “finalmente tenemos al bebé Kevin aquí con nosotros hoy; y gracias a Dios por eso”.

Kevin y su familia aparecieron junto a los agentes en una conferencia de prensa durante la que la alcaldesa de La Puente, Violeta Lewis, dijo que las cosas podrían haber terminado de manera muy diferente sin los heroicos esfuerzos de los dos hombres: “si no fuera por su acción rápida, hoy no estaríamos aquí sonriendo, contándoles sobre su final feliz”.