Shohei Ohtani logra con Angels algo inédito en Grandes Ligas desde los días de Babe Ruth

En su primera apertura, el japonés retiró a 14 de sus últimos 15 rivales para hacer un poco de historia
Shohei Ohtani logra con Angels algo inédito en Grandes Ligas desde los días de Babe Ruth
Shohei Ohtani tuvo su debut como pitcher de Grandes Ligas en Oakland y obtuvo el memorale triunfo para los Angels.
Foto: Getty Images

Cuando la gerencia de los Angels trabajaba a finales del año pasado para tratar de firmar a Shohei Ohtani, la ilusión era sumar a un joven pelotero de 23 años de edad de tremendo potencial que pudiera convertirse en otra estrella del equipo de Anaheim y conducirlo en el futuro al lado de Mike Trout.

A los Angels, como a otros clubes entonces interesados en el japonés, les encantaba la idea de contar con un hombre de pitcheo estelar, al menos por lo mostrado en la liga japonesa, y de potente bateo, una combinación de habilidades que le hizo darse a conocer internacionalmente como el “Babe Ruth de Japón”.

Ohtani batalló en la pretemporada, pero la tarde del domingo, al hacer su debut como pitcher abridor, se vio bien, tres días después de haber pegado de hit en la primera pitcheada que le lanzaron en las Grandes Ligas.

El pitcher derecho lanzó 6 innings recibiendo 3 carreras y 3 hits para ayudar a los Angels a vencer 7-4 a los Atléticos en Oakland y llevarse la primera serie de la temporada por tres juegos a uno.

Las tres carreras que le anotaron a Ohtani fueron por un jonrón de Matt Chapman en el segundo inning, un error del novato al venir con un disparo en forma de curva que recién le había anunciado al bateador.

Pero fuera de eso, su labor fue sólida y paciente, adornada con 6 ponches y apenas una base por bolas. Nada mal para un joven que hasta la semana inaugural no se sabía si se quedaría en el equipo grande o sería enviado a las ligas menores para foguearse tras la complicada Liga del Cactus.

Como el ‘Bambino’

Aquí está lo interesante: Ohtani se convirtió en el primer pelotero de Grandes Ligas desde 1919 en iniciar en el lineup de un juego de apertura de temporada en una posición distinta a la de pitcher y luego comenzar dentro de los siguientes 10 días otro partido pero esta vez en la loma.

En aquella ocasión, obviamente, lo hizo Babe Ruth, considerado el más grande jonronero de la historia, pero que al principio de su carrera, cuando todavía jugaba para los Medias Rojas de Boston, era un tremendo pitcher.

Babe Ruth, considerado el más grande jonronero de la historia, también fue un muy buen lanzador.
Babe Ruth, considerado el más grande jonronero de la historia, también fue un muy buen lanzador.

Siendo realistas, ni los Angels ni nadie esperan que Ohtani llegue a ser un pelotero tan revolucionario como “El Bambino”; es imposible que haya otro Babe Ruth, aunque ciertamente Mike Trout es uno de los peloteros más revolucionarios y completos de tiempos modernos. Pero si Ohtani puede seguir mejorando y asentándose en la Gran Carpa, su fichaje en Anaheim será muy aplaudido.

“Estoy muy feliz y satisfecho con mi actuación”, dijo Ohtani tras el partido a los reporteros, incluyendo 240 representantes de los medios de origen japonés de acuerdo con reportes. “Pero estoy más contento de que el equipo ganó”.

Por lo pronto, ver a Ohtani retirar a 14 de sus últimos 15 rivales en la caja de bateo luego del cuadrangular de Chapman es muy alentador. Hizo 92 disparos al plato, 63 de ellos en strike.

Cuando fue sacado del juego tenía ventaja de 4-3 gracias al elevado de sacrificio de Justin Upton en la quinta entrada. Sencillos productores de Kole Calhoun y Andrelton Simmons, de dos carreras, en la séptima pusieron el marcador 7-3, y el bullpen angelino se hizo cargo del resto del trabajo con salvamento para Keynan Middleton.