Veterano deportado será juramentado como ciudadano de EEUU este viernes

Héctor Barajas dice que quiere empezar una nueva vida con su familia
Veterano deportado será juramentado como ciudadano de EEUU este viernes
Hector Barajas, el veterano deportado tras servir en las Fuerzas Armadas estadounidenses por un delito cometido al salir del servicio. (Aurelia Ventura)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Emocionado, Héctor Barajas cuenta las horas antes que llegue este viernes, día en que finalmente, y 14 años después de que fue deportado tras servir como miembro de las Fuerzas Armadas del país, podrá cruzar la frontera y pisar suelo estadounidense.

“Me siento muy feliz, muy entusiasmado porque voy a estar con mi familia”, dijo a La Opinión vía telefónica desde Tijuana, donde en 2013 fundó la Casa de Apoyo para Veteranos Deportados.

El exparacaídista entró ilegalmente en Estados Unidos con sus padres cuando tenía siete años, en 1984, estuvo en el Ejército de EEUU entre 1995 y 2001, y en 2004 fue deportado a México.

La razón fue que Barajas se vio implicado en un tiroteo y, aunque nadie resultó herido, tras cumplir año y medio de cárcel fue escoltado por las autoridades hasta la frontera en Nogales. Regresó a Estados Unidos, en calidad de indocumentado, y fue deportado nuevamente en 2010.

Miembros de las Fuerzas Armadas que no sean ciudadanos todavía enfrentan el riesgo de la deportación si cometen crímenes que pueden causar que les revoquen sus permisos de residencia permanente.

Desde entonces han pasado ocho años en que su hija Liliana – ahora de 11 años – solo lo ve esporádicamente.

“Ya por fin puedo comenzar mi vida con mi familia”, celebró. “Con mi hija, voy a poder tener esa relacion que no tuve, poder llevarla a escuela, estar con ella, ese es el gran cambio, estar en Estados Unidos es los segundo”.

El año pasado, el zacatecano de 40 años recibió el perdón del gobernador de California, Jerry Brown, un indulto que le abrió la puerta a su proceso de ciudadanía.

Héctor Barajas posa junto a la malla que divide la frontera entre México y Estados Unidos en la ciudad de Tijuna.

Ceremonia de ciudadanía

Todavía no ha podido ingresar al país, pero este viernes 13 de abril cuando regrese lo hará a lo grande, ya que ese mismo día a las 10:30 a.m. se dirigirá a las oficinas del Servicio de Inmgiración y Naturalización de San Diego donde juramentará como ciudadano de este país.

Barajas, quien había pasado los exámenes para su naturalización y se encontraba a la espera de una respuesta por parte de las autoridades federales, llegó a interponer el año pasado una demanda en una corte federal para exigir acción, la cual fue retirada luego cuando obtuvo el compromiso de una respuesta, informó la filial en San Diego de ACLU.

“Finalmente, tras años de lucha por el derecho de los veteranos deportados para que regresen a Estados Unidos, Héctor podrá regresar como ciudadano estadounidense”, celebró Jennie Pasquarella, directora de programa en ACLU y una de las abogadas de Barajas, en un comunicado de la organización.

Barajas será el primer veterano deportado en ser naturalizado como ciudadano de Estados Unidos debido a su servicio honorable durante tiempos de guerra. También será el segundo veterano deportado y que ha recibido un indulto del gobernador Brown que regrese a Estados Unidos.

En diciembre de 2016, el exinfante de Marina Marco Chávez volvió a California tras ser deportado a México quince años atrás.

Pero Barajas dijo que seguirá trabajando un año más en la organización de veteranos deportados que fundó en Tijuana.

“No me puedo ir así nada más”, expresó. “Tenemos que mantener las puertas abiertas”.

Señala que tienen alrededor de 350 de estos veteranos deportados en sus registros, a quienes los anima a seguir luchando por sus derechos.

“Yo les digo que no se den por vencidos, hay que seguir echándole ganas”, dijo. “Las cosas no fueron faciles, hay que ser todo de nuestra parte también para no darnos por vencidos”.

Con información de EFE