Piden salvar el Departamento de Estudios Centroamericanos

Alumnos de CSUN buscan que el nuevo director sea una persona conocedora del tema
Piden salvar el Departamento de Estudios Centroamericanos
Los jóvenes se reunieron ayer afuera de la oficina de la decana Elizabeth Say. . / Foto: Aurelia Ventura.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Para Daniel Sarabia el obtener un titulo universitario de estudios centroamericanos el próximo diciembre no solo será una gratificación profesional pero también “un triunfo personal al honrar su herencia salvadoreña”, dice.

El joven, de 22 años, dijo que en el Departamento de Estudios Centroamericanos de la Universidad Estatal de California, Northridge (CSUN) no solo hay profesores y estudiantes sino también una familia que da la bienvenida a todos los que llegan.

“Ellos me han enseñado acerca de todas las injusticias que están pasando en la comunidad centroamericana. Esta educación me ha enseñado un mundo diferente”, dijo Sarabia, quien a su vez es miembro de la Asociación Estudiantil de Centroamericanos Unidos (CAUSA) en CSUN.

Por esta razón el estudiante —al igual que varios compañeros y profesores— dice estar indignado de que de manera indirecta los representantes de la universidad intenten ‘desaparecer’ los estudios centroamericanos.

“La decana está proponiendo que el nuevo director [del Departamento] sea un profesor de matemáticas”, dijo Sarabia estimando que este puede ser un primer paso para desmantelar el Departamento, inaugurado apenas hace tres años.

“Estamos preocupados porque si él viene y no le da interés a las clases centroamericanas podrían cambiarlas o quitarlas”, señaló.

El estudiante Daniel Sarabia (c) junto a sus compañeros presenta la carta con las peticiones. / Foto: Aurelia Ventura. 

Preocupa la elección de un nuevo líder

La preocupación surgió tras el anuncio de las elecciones en mayo para elegir al próximo director del Departamento de Estudios Centroamericanos, que ocurre cada tres años.

Aunque el actual director, el Dr. Douglas Carranza, está interesado en su reelección y cuenta con el apoyo de un gran número de estudiantes, los alumnos indican que la decana decidió colocar a candidatos anglosajones; además de limitar el voto solo a tres profesores que trabajan a tiempo completo.

“En la elección no podemos participar los profesores que estamos a medio tiempo”, dijo la profesora Jocelyn Duarte, quien estimó que hay unos nueve profesores que no tendrán voz en las elecciones.

“Y desde febrero estamos pidiendo una reunión [con la decana] pero ella se rehúsa a atendernos”.

Estudiantes y profesores dijeron que esta táctica podría llevar a lo que pasó en el estado de Arizona cuando en 2010 se aprobó una ley estatal que prohíbe la enseñanza de estudios étnicos y mexicanoamericanos en las escuelas públicas desde kínder al grado 12.

Y a principios de 2017, murió la controversial propuesta HB 2120 del legislador republicano de Arizona Bob Thorpe, que pedía establecer nuevos límites y regulaciones a los estudios étnicos que según él promovían “división, resentimiento o justicia social en contra de la raza, género, religión, afiliación política o clase social de las personas”.

Ante el temor de que algo similar ocurra, un grupo de de estudiantes, profesores y activistas llegaron ayer viernes a la oficina de la decana Elizabeth Say del Colegio de Humanidades—al cual pertenece el departamento de estudios centroamericanos—para entregarle una petición.

Entre las demandas los estudiantes piden que se permitiera que el Departamento de Estudios Centroamericanos sea autogobernado por personal universitario altamente conocedor del tema y la cultura. Piden que el Dr. Carranza continúe como director del departamento debido a su extensa experiencia. Y piden que la decana cese de intentar traer un director que no conoce los estudios
centroamericanos.

En ausencia de la decana Say, los estudiantes fueron recibidos por la decana asociada, Sheena Malhotra, quien dijo que no podía opinar mucho del tema puesto que ella esta encargada del currículo y no de los temas de elección.

Sin embargo, les aseguró que ella sí apoya al departamento y su crecimiento.

“Entiendo la importancia de representación. Las elecciones aún no se llevan a cabo”, dijo Malhotra animando al grupo a entablar una conversación con la decana antes de que esto suceda.

El grupo aseguró que no darán marcha atrás en la lucha por mantener vivo e intacto el departamento y para impedir que extraños lleguen a gobernarlos.

“Nosotros pagamos sus sueldos. Nosotros podemos echarlos”, dijo Sarabia.

 

?>