Crece apoyo de evangélicos blancos a Trump pese a controversias

Un sondeo reveló que los más jóvenes rechazan las posturas evangélicas contra los gay y el aborto
Crece apoyo de evangélicos blancos a Trump pese a controversias
El año pasado, el presidente Trump acudió a un encuentro de líderes evangélicos.
Foto: Getty Images

WASHINGTON— Las controversias por presuntos amoríos y negocios turbulentos que enlodan al presidente Donald Trump no han logrado erosionar su apoyo entre los evangélicos blancos sino todo lo contrario: éstos han aumentado su apoyo en las últimas semanas, a juzgar por  una encuesta divulgada este martes.

La encuesta del Instituto Público para Investigación Religiosa (PRRI, por su sigla en inglés) indicó que si en octubre de 2017 el apoyo entre los evangélicos blancos era del 73%, a finales de marzo pasado ese respaldo aumentó a 75%.

Además, la tasa de desaprobación entre este subgrupo religioso es del 22%, la más baja desde que PRRI empezó a incluir preguntas sobre Trump en sus encuestas en 2015.

Entre los estadounidenses en general, el apoyo hacia Trump es del 42%, según el sondeo.

El apoyo entre los evangélicos blancos se debe en parte a que, durante y desde la contienda de 2016, Trump ha promovido asuntos conservadores como la oposición al derecho al aborto y ha nombrado a su Gabinete a funcionarios ultraconservadores.

La encuesta, sin embargo, también indicó que, aunque el nivel de apoyo a Trump es alto entre los adultos, no lo es así entre los hijos de éstos, que en la última década han liderado un éxodo de la Iglesia evangélica, principalmente por sus posturas contra la comunidad gay, el aborto, o la negación del cambio climático.

Así, el sondeo da cuenta de una brecha generacional entre la comunidad evangélica, tomando en cuenta que los más jóvenes, en particular los menores de 30 años edad, sienten que las posturas de la Iglesia no representan sus propios valores, según Robert Jones, principal ejecutivo de PRRI y autor del libro “Fin de la América blanca cristiana”.

El año pasado, Jones explicó en  un artículo publicado en “The Atlantic” que si bien la candidatura presidencial de Trump movilizó a los cristianos conservadores a las urnas -fueron el 26% de los votantes en 2016-,  su declive poblacional y divisiones internas son un importante desafío para la comunidad evangélica.

Para la generación de “Millenials”, la frustración es mayor ante la aparente hipocresía entre los discursos ultraconservadores a favor de la familia y su apoyo a Trump, perseguido por acusaciones infidelidades y de que se ha saltado las reglas.

La tormenta política ante revelaciones de que el abogado personal de Trump, Michael Cohen, pagó $130,000 a una actriz porno, “Stormy Daniels”, para comprar su silencio por su presunto amorío con Trump en 2006, sólo han aumentado el desencanto de los jóvenes evangélicos.