ICE regresa a San Diego y captura a 44 indocumentados en intensa redada

La agencia gubernamental se negó a aclarar cuántos de los arrestos fueron “colaterales"
ICE regresa a San Diego y captura a 44 indocumentados en intensa redada
Agentes de migración detienen a un inmigrante indocumentado.
Foto: ICE.gov

Menos de un mes después de que la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) realizó una mega operación que conllevó el arresto de 115 personas en San Diego, sus agentes volvieron a la zona la semana pasada para detener a otras 44 personas.

De acuerdo con el diario San Diego Union-Tribune, mientras preparaban para llevar a cabo la operación, los agentes de ICE identificaron a otras nueve personas, lo cual eleva el número de arrestados a 53.

De esas 53 personas, informó la portavoz de ICE, Lauren Mack, nueve tenían cargos penales pendientes, 11 tenían condenas penales y 10 habían habían reingresado al país tras haber sido deportados. Todos los detenidos son de origen mexicano o guatemalteco. La agencia gubernamental se negó a aclarar cuántos de los restantes 23 fueron “arrestos colaterales“, es decir, personas que no eran objetivos de la operación sino encontrados en el proceso de arrestar a los demás.

En un comunicado de prensa, Mack agregó que las ofensas de los arrestados incluyen vandalismo, atropello y fuga, hurto, manejar ebrio y otros delitos relacionados con drogas. También detalló el historial delectivo de cuatro inmigrantes mexicanos.

Según el comunicado, uno de los detenidos había sido condenado por posesión con el fin de vender heroína, por lo cual había sido deportado anteriormente. Los otros tres tenían cargos pendientes por conducir ebrios, y dos de ellos fueron liberados de la cárcel del condado. Uno de los antedichos tres hombres también tenía un cargo pendiente por desacato a la corte, y otro tenía un cargo pendiente de posesión de una sustancia controlada.

La operación de ICE duró cinco días y culminó el pasado viernes 20 de abril.

Como de costumbre, ICE aprovechó para emitir una crítica hacia las leyes estatales de California que limitan la colaboración entre departamentos de policía local y autoridades migratorias.


NOTAS RELACIONADAS