California demanda a gobierno de Trump por su plan para debilitar protección del aire

El gobernador Jerry Brown asalta indignado las medidas de este gobierno sobre medio ambiente. "Estos personajes lo que quieren es que compremos más petróleo", dijo, refiriéndose a Trump y al secretario de la EPA Scott Pruitt
California demanda a gobierno de Trump por su plan para debilitar protección del aire
Gobierno de Trump está al ataque contra los estándares para aumentar rendimiento de gasolina (Foto: archivo)
Foto: AP

California y otros 17 estados de la unión americana demandaron este martes al gobierno de Donald Trump y al secretario de la agencia ambiental EPA, buscando preservar los estándares que controlan las emisiones de los vehículos a motor que Washington ha venido atacando.

El procurador de California Xavier Becerra y el gobernador Jerry Brown anunciaron la demanda el martes por la mañana, buscando impedir que el secretario de EPA Scott Pruitt eche para atrás un acuerdo entre las empresas automotrices y el gobierno estadounidense, alcanzado en 2009.

Al hacer el anuncio, un indignado gobernador Jerry Brown dejó salir su ira contra el gobierno de Donald Trump y su secretario del medio ambiente.  Primero lanzó un dardo contra Pruitt, quien ha estado en las noticias por su mano suelta para gastar el dinero de los contribuyentes.

“Este personaje de Washington, con sus viajes caros y sus planes de decoración que tanto le cuestan a los ciudadanos , está pasando por encima de la ley y de los seres humanos”, dijo Brown. “Él y su jefe Trump quieren que la gente compre más gasolina y creen más contaminación”.

California, líder en control de emisiones

California fue el estado líder en aumentar los requisitos de rendimiento de motores y control de las emisiones a partir de los años 70, cuando el propio Brown fue gobernador por primera vez.  El gobierno de George W. Bush trató de limitar a California pero Obama hizo lo contrario cuando llegó a la presidencia.

En 2012 se adoptaron oficialmente los nuevos estándares unificados en todo el país, con apoyo del gobierno de Obama, requiriendo a los fabricantes de vehículos aumentar el rendimiento de los motores a 54.5 millas por galón y así reducir el consumo petrolero y la contaminación.

“Hasta hace poco, la agencia estaba de acuerdo con los elevados estándares que habíamos establecido”, dijo Becerra. “Pero el 13 de abril,  la agencia anunció que revertirá estas reglas que, por cierto, fueron creadas basándonos en la ciencia y los hechos reales”.

Becerra agregó que modificar estos estándares “ no solo pone en peligro la salud de todos, sino que además, quebranta la ley”.

La demanda alega que la decisión de Pruitt viola el Acta de Limpieza del aire, los reglamentos federales para vehículos limpios y los procedimientos administrativos, acusando que la decisión se hizo “en forma arbitraria y caprichosa”.

La Agencia de Protección Ambiental (EPA) encabezada por el controvertido Scott Pruitt -el del gasto millonario en viajes y redecoraciones de su oficina- ha realizado numerosos cambios desde que comenzó este gobierno para reducir y debilitar los estándares de protección del aire, agua y otros recursos naturales.

Pruitt dijo recientemente que California “hizo suposiciones sobre los estándares que no se compaginan con la realidad y que elevaron  los mismos en exceso”.

El gobernador Brown dijo que la medida perjudicaría a la industria automovilística, a la que le conviene tener un estándar único en todo el país y avanzar en el uso de tecnología limpia.

“Si no lo hace Estados Unidos lo harán China y otros países”, dijo Brown. “Esta no es la forma de hacer que Estados Unidos sea grande de nuevo”.

Brown dijo que en vez de ello, “están debilitando al país y amenazando la salud del mundo” porque “el cambio climático no es cuestión de chiste”.

“Si Trump y Pruitt no entienden esto entonces deben irse”, dijo Brown. No obstante, el primero en irse será Brown, ya que le quedan ocho meses en el cargo.

Becerra dijo que hasta ahora California ha prevalecido en la mayoría de las demandas contra el gobierno. Más de la mitad de la treintena de demandas emprendidas por Becerra contra el gobierno federal se ocupan de temas de medio ambiente. Hasta ahora, California ha logrado prevalecer en al menos 11 de ellas.