El castigo de Kim Kardashian a Tristan Thompson

Khloé Kardashian aún no ha tomado una decisión con respecto al padre de su hija, pero Kim ya ha tomado acciones
El castigo de Kim Kardashian a Tristan Thompson
Kim Kardashian.
Foto: Getty Images

El desprecio de Kim Kardashian podría ser la muerte en el mundo de las celebridades. A menos claro que seas Taylor Swift y tengas el respaldo de una carrera de por medio que te proteja en el mundo del entretenimiento. Pero si las Kardashian le cierran las puertas a Tristan Thompson, éste solo será el padre de True, el hombre que engañó a Khloé Kardashian, una estrella de la NBA.

Es importante recordar que cuando Eva Longoria se separó de Tony Parker -estrella de la NBA– porque éste también le fuera infiel, la prensa del entretenimiento dejó acaparar titulares con su nombre o su imagen.

Y parece que ese podría ser el destino de Thompson, ya que hace unos días Kim Kardashian se pronunciaba por primera vez acerca de la complicada situación en que se encuentra su hermana Khloé a raíz de la filtración de unas imágenes y vídeos que desvelaban las infidelidades de su novio Tristan días antes del nacimiento de su primera hija en común, True, unas declaraciones en las que la estrella no ocultaba su decepción y enfado con el que podía haberse convertido en su cuñado.

Una vez aclarada su postura al respecto, la más famosa del mediático clan ha querido cortar lazos con el jugador de baloncesto de la forma más pública posible: dejando de seguirlo en la red social Instagram.

Su decisión no ha sido imitada sin embargo por otros miembros de su famosa familia, ya que tanto la madre de Khloé -Kris Jenner- como su hermana Kourtney y sus hermanastras pequeñas Kendall y Kylie Jenner parecen haber optado por esperar a ver cómo se desarrollan los acontecimientos antes de dar un paso similar. Pero Kim ya ha sentado un precedente. 

Por el momento se desconoce si la nueva mamá dará una oportunidad a su relación sentimental con el padre de su bebé, aunque el hecho de que permanezca en Cleveland -la ciudad en que reside Tristan y donde ella dio a luz– podría considerarse como un indicio de que al menos podría intentarlo.

De ser así, lo más probable es que esa posibilidad no contara con el visto bueno de Kim, pese a lo cual ella se guardaría para sí misma sus opiniones al respecto por respeto a su nueva sobrina.

Pobre Khloé. A ver, no sé ni cómo describirlo, más allá de que es una pu**da. Es una verdadera mi**da. Todos estábamos animándola, ¡aún lo hacemos! Es muy fuerte y lo está haciendo lo mejor que puede. Es una situación muy triste… de nuevo“, aseguraba Kim a su paso por el programa de Ellen DeGeneres. “Yo he creado una especie de regla con mi hermano Rob: si hay un bebé de por medio, voy a intentar no hablar mal de nadie. Seré educada y no diré nada vulgar o demasiado negativo porque algún día True verá todo esto. Y lo cierto es que es muy complicado”.