¿Cuál es el peso de los votantes indecisos en las elecciones mexicanas?

Los mexicanos elegirán a su próximo presidente el 1 de julio
¿Cuál es el peso de los votantes indecisos en las elecciones mexicanas?
Voto en México
Foto: Archivo/EFE

MEXICO. Brenda Segura, indecisa, no encuentra ninguna propuesta entre los cinco candidatos a la presidencia de la República que le llene. Ninguno es muy seguro ni preciso.  Todos tienen pros y contra —piensa— votar por los mismos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) o del Partido Acción Nacional, que ya han gobernado, sería “horrible’’ porque no han demostrado que puedan mejorar dos temas claves para ella, estudiante.

Alumna de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, a sus 22 años, cree que la educación y la seguridad son asuntos de alta preocupación y, sin embargo, no paran los robos en la capital mexicana ni la sangre en el resto del país mientras la alianza alternativa de izquierdas con Morena a la cabeza  y su candidato Andrés Manuel López Obrador tampoco la convence.

“Su discurso es eliminar todo lo que ya está, todo lo que ha costado construir, pero sin argumentos, ¿cómo va a quitar el nuevo aeropuerto si ya costó dinero? y no plantea muchas alternativas y afecta la economía, el  dinero’’, detalla sobre el puntero en las encuestas.

Por otro lado, los independientes ni son independientes, a Margarita Zavala siempre la va a seguir la sombra de su esposo el ex presidente Felipe Calderón (panista) y las propuestas extravagantes de Jaime Rodríguez El Bronco “tal vez funcionen en Nuevo León —donde es gobernador— pero en el resto del país no suena tan coherente, suena loco ¿cómo le va a cortar las manos a los delincuentes?…’’.

Brenda se debate consigo misma, forcejea en la indecisión como alrededor del 18% de los mexicanos (en promedio) que aún no saben a quién darán su sufragio según las diversas encuestas que han realizado estudios sobre el tema en los últimos meses. Berumen y Asociados estima que 15.6% es muy probable que cambie su voto; Consulta Mitofsky ubica a un 25% que todavía podrían dar un giro de opinión.

El mayor número de los inseguros tienen varios puntos en común: desaprueban la gestión gubernamental, están insatisfechos con la democracia, tienen una ocupación, muestran preocupación respecto al futuro y rebasan la escolaridad de secundaria o bachillerato.

Sobre este perfil existen dos versiones sobre su peso en las elecciones del 1 de julio. Algunos analistas sugieren que podrían definir las elecciones o, al menos, cerrar la brecha que sugieren como favorito al candidato de la alianza de izquierdas Juntos Haremos Historia y sus dos cercanos rivales Ricardo Anaya, de la coalición PAN-PRD, y José Antonio Meade, del PRI y el PVEM.

Pero otra corriente, como el director de la encuestadora Buendía y Laredo, Jorge Buendía, consideran que la mayoría de esa gente ya decidió por una opción de cambio y se disputa el voto opositor.

“Estamos viendo un nuevo partido con un alta probabilidad de ganar la Presidencia dela República, alguien que gobernó la Ciudad de México, pero que no ha tenido opción a nivel nacional, ni siquiera el PRD como tal, pareciera que el electorado, viendo la desafección que tiene con los demás partidos, el rechazo, la señal que está mandando el electorado es: quiero un nuevo sistema de partidos”, dijo.

De cualquier forma, al interior de los partidos persiste la duda. En una entrevista reciente con la agencia EFE, Tatiana Cloutier, coordinadora de campaña de AMLO, dijo que aunque su candidato está en primer lugar en las encuestas de las elecciones presidenciales del 1 de julio irán por los dudosos.

“Vamos a trabajar en presentar mas propuestas, no entrar en esa tontería de la guerra sucia e ir por los nichos de (los votantes) indecisos, de los que no hemos conquistado”, apuntó.

De manera personal, el candidato de Por México al Frente, Ricardo Anaya, reconoció en conferencias de prensa que peleará por esos sufragios titubeantes, mientras que Javier Lozano, vocero del PRI, afirma que es José Antonio Meade quien captará a ese sector.