Cada vez hay menos republicanos en California, donde florecen los votantes independientes

Entre los votantes de 18 a 24 años, la proporción de republicanos es solo del 13 %
Cada vez hay menos republicanos en California, donde florecen los votantes independientes
Arnold Schwarzenegger es el último gobernador republicano de California.
Foto: Archivo / AP

Los republicanos de California no han ganado una elección estatal en 12 años. Pero todavía pueden perder posiciones. Y es que están a punto de perder su estatus de décadas como el segundo bloque más grande de votantes del Estado Dorado, encontrándose ahora sólo dos décimas de punto porcentual por encima de los votantes no afiliados e “independientes”.

“Los números de registro son un reflejo de cuán lejos se ha deslizado este estado para los republicanos”, dijo Rob Stutzman, un estratega republicano de larga data.

El último golpe provino del informe oficial de registro de votantes del estado, que mostró sólo 28,649 republicanos más que votantes independientes a partir del 6 de abril. Los funcionarios electorales actualizan las cifras de votantes estatales a intervalos regulares antes de cada elección; se emitirá un informe final aproximadamente dos semanas antes de la primaria del 5 de junio.

La desintegración de la fuerte afiliación partidaria en California ha golpeado a los demócratas y republicanos en los últimos ciclos electorales. Los votantes independientes, que técnicamente eligieron “sin preferencia de partido” en sus formularios de registro, surgieron en 2002 y han crecido en tamaño e importancia en cada elección a gobernador.

“Los demócratas se mantienen estables. Eso no es necesariamente algo para regodearse”, dijo Paul Mitchell, uno de los principales expertos en datos políticos del estado. Aun así, su participación en el electorado estatal ha crecido varias veces en los últimos años, especialmente en el período previo a las elecciones presidenciales de 2016.

Los republicanos, en comparación, han estado en una constante caída descendente. La investigación de la compañía con fines de lucro de Mitchell, Political Data Inc., muestra que solo alrededor del 20% de los votantes de California que se registraron desde 2017 eligieron ser republicanos.

Entre los votantes más recientes registrados, de 18 y 24 años, la proporción de republicanos es solo del 13%. Esa puede ser la evidencia más fuerte hasta la fecha de que el problema del partido podría empeorar ya que hay menos votantes mayores.

Matt Fleming, vocero del Partido Republicano de California, dijo el jueves que hay oportunidades para persuadir a los votantes no afiliados. Sugirió que el aumento de los independientes se trata más de votantes “hartos del status quo”, que definió como demócratas que controlan el gobierno estatal.

Arnold Schwarzenegger, el último gobernador republicano del estado, dijo a su propio partido estatal en 2007 que estaba “muriendo en la taquilla”. Él se ha asociado con un pequeño grupo de republicanos para promover candidatos que puedan vender un mensaje diferente a los votantes. Uno de los líderes del grupo, el asambleísta de Yucca Valley, Chad Mayes, dijo en marzo que el grupo busca ayudar a “republicanos y centristas racionales” a ganar un cargo en California.

Sin embargo, mantener los asientos que tienen es el problema más inmediato. Los republicanos representan solo un tercio del Senado estatal y una porción un poco más pequeña de la Asamblea. Poseen solo 14 de los 53 escaños de California en la Cámara de Representantes, muchos de los cuales corren el riesgo de pasar a los demócratas este otoño. Los republicanos no constituyen la mayoría de los votantes en ningún distrito congresional en el estado. E incluso el condado de Orange, el bastión republicano más confiable del estado en la era moderna, votó por Hillary Clinton sobre Donald Trump, la primera vez que el candidato del Partido Republicano perdió allí desde 1936.

“El Partido Republicano ha cambiado, y no es atractivo para muchos votantes en California”, dijo Stutzman.