¿Qué relación existe entre el cambio climático y los desastres naturales?

¿Puede el aumento de la temperatura desatar un terremoto o huracán de grandes dimensiones?
¿Qué relación existe entre el cambio climático y los desastres naturales?
¿Habrá alguna relación entre los últimos terremotos y el cambio climático?
Foto: Yuri Cortez / Getty Images

En los últimos años, el calor se ha sentido con mayor intensidad, por lo que muchos creen que esta situación, derivada del cambio climático, tiene que ver con que se desaten diferentes desastres naturales de mayor intensidad, como lo es un terremoto, la erupción de un volcán o un huracán de gran categoría.

¿Qué tanto puede influir el clima y sus variaciones en que se presente o no un desastre natural de gran magnitud? 

Víctor Hugo Espíndola, jefe de análisis del Servicio Sismológico Nacional (SSN) de México asegura que, por ejemplo, los sismos registrados en las últimas horas en aquel país se deben a los movimientos de las placas tectónicas, particularmente de la Placa de Cocos, la cual se encuentra a miles de kilómetros por debajo de la superficie y que no guardan ninguna relación con los cambios atmosféricos.

“Las fuerzas internas de la tierra son más grandes que cualquier cambio de presión en la atmósfera o del clima, mucho menos”, agregó.

Sin embargo, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), afirma que una de las graves consecuencias del cambio climático es que haya un aumento de frecuencia e intensidad en los desastres naturales, sobre todo en las olas de frío o calor, tormentas, inundaciones, incendios, etc.

De acuerdo a una explicación del IPCC, la atmósfera y el océano se han calentado, lo que ha traído como consecuencia que los volúmenes de hielo y nieve han decrecido, los gases de efecto invernadero han aumentado y el nivel del mar se ha elevado.

A esto habría que agregarle que las concentraciones de dióxido de carbono, metano y óxido nitroso en la atmósfera han alcanzado niveles históricos, lo cual afecta al suelo, el aire que respiramos y a los océanos, pues se han acidificado debido a la absorción del dióxido de carbono.

Alrededor de la web