La Víbora: ¿Será que se nos acabó Luismi?

A nuestra serpiente comentarista del entretenimiento no se le escapa nadie
La Víbora: ¿Será que se nos acabó Luismi?
Luis Miguel.
Foto: Agencia Reforma

Advertencia: si eres fan de Luis Miguel, esta edición de La Víbora no es apta para ti.

Lo digo en serio, víborolectores. Y es que ya me ha pasado que cada vez que digo algo no muy agradable sobre El Sol, sus leonas (y también leones) más fieles se me echan encima. Como si el hombre fuera un dios. Así que esta vez están advertidos.

Lo que pasa es que en las redes sociales anda circulando un video en el que Luis Miguel no queda muy bien parado que digamos. Olvídense de la desastrosa cita con Thalía hace 30 años, y en la que le sacó a la pobre la sangre de la nariz. O de cuando casi mata a una fan cuando el auto en el que iban se hundió en el mar con ellos dentro. No. Me refiero a algo más dramático que eso.

En el video que les cuento queda en evidencia la terrible voz que se carga Luismi. Pero no me crean. Mejor busquen la grabación y compruébenlo por ustedes mismos. Hagan de cuenta que es José José cuando empezó a cantar como gallo despescuezado, ni más ni menos. Sucedió en un show reciente en Arizona, donde no solo soltó sus peores acordes, sino que además se le olvidó la letra de la canción. Para ser más exactos, interpretaba “La chica del bikini azul”.

La verdad no debería de extrañarnos lo que le pasa al chico naranja. Es algo que se veía venir como consecuencia de la tinnitus que padece desde hace años. ¿Recuerdan que lo reveló durante una entrevista? Pues déjenme decirles que según mis fuentes viborescas, ese mal nunca se cura, y al contrario, empeora con el tiempo.

¿Ahora entienden por qué de un día para otro Luismi comenzó a comportarse tan nice con cualquiera que se le acercaba? ¿Ustedes creen que fue por arte de magia? No, claro que no. Lo más seguro es que sus representantes le dijeron que tenía que cambiar su actitud petulante si quería recuperar el terreno perdido luego de la malísima fama que ganó cuando no llegó a dar varios shows en México hace unos años, ¿recuerdan? Y por si fuera poco, sus conciertos no duraban más de hora y cuarto. ¿Será entonces que somos testigos de la decadencia de El Sol?

En otras cosas, que ya se dejen de papelitos Shakira y Piqué, por favor. Por más que quieran, ya no es un secreto que su relación está más partida que una mandarina en gajos. Esas fotos que ponen en redes sociales muy acaramelados ya nadie se las cree. Curiosamente, las publican cada vez que sale el rumor de que están por separarse. Pero como dice el refrán, el amor y el dinero no se presumen, solitos salen a relucir. En este caso, reluce uno, pero el otro no. Ustedes decidan cuál es.

Shakira y Gerard Piqué siguen disimulando sus problemas./Archivo