California veta los viajes estatales a Oklahoma como respuesta a su reaccionaria ley de adopción LGBTQ

"California no usará sus recursos para apoyar a estados que aprueben leyes discriminatorias", dijo Xavier Becerra
California veta los viajes estatales a Oklahoma como respuesta a su reaccionaria ley de adopción LGBTQ
Becerra anunció la decisión el viernes.
Foto: Stephen Lam / Getty Images

El Fiscal General Xavier Becerra anunció el viernes que California prohibirá los viajes estatales a Oklahoma para los empleados estatales, financiados por el estado. ¿El motivo? La legislación aprobada en mayo en dicho estado, que permite a las agencias de adopción privadas negarse a prestar servicios a personas LGBTQ en base a creencias religiosas.

“La ley de California exige que mi oficina identifique y mantenga una lista de estados que están prohibidos para viajes financiados o patrocinados por el estado”, dijo Becerra en un comunicado de prensa. “California no usará los recursos del estado para apoyar a los estados que aprueben leyes discriminatorias. La ley promulgada en Oklahoma permite la discriminación contra los niños LGBTQ y los futuros padres LGBTQ que deben afrontar el proceso de adopción. Los contribuyentes de California están tomando una posición contra el fanatismo y en apoyo de aquellos que se verán perjudicados por esta política prejuiciosa”.

California aprobó en 2017 el Proyecto de Ley 1887, el cual prohíbe a los empleados estatales viajar a todo estado que apruebe una ley que “anule las protecciones estatales o locales existentes contra la discriminación por orientación sexual, identidad de género o expresión de género; autorice o requiera discriminación contra las parejas del mismo sexo o sus familias o sobre la base de orientación sexual, identidad de género o expresión de género, o cree una exención a las leyes antidiscriminatorias para permitir la discriminación contra las parejas del mismo sexo o sus familias”.

Becerra apuntó específicamente a Oklahoma para aprobar la medida 1140 del Senado, que la gobernadora republicana de Oklahoma Mary Fallin firmó el 11 de mayo de 2018. La SB 1140 permite que los servicios de colocación de niños se nieguen a poner a niños en adopción o acogida cuando eso “viola convicciones o políticas religiosas o morales”.

Cathy Sakimura, directora de derecho familiar del Centro Nacional para los Derechos de las Lesbianas, aplaudió a Becerra por “asegurar que los dólares de los contribuyentes de California sean utilizados para apoyar los valores de inclusión e igualdad de nuestro estado”. En un comunicado de prensa, recordó que “la ley de Oklahoma permite que las agencias de adopción nieguen a los niños hogares seguros y estables simplemente porque sus padres adoptivos son LGBT, negando a nuestras familias la misma dignidad y perjudicando a los niños”.

Oklahoma se convierte en el noveno estado sujeto a la prohibición de viajar de AB 1887, tras Alabama, Kansas, Kentucky, Mississippi, Carolina del Norte, Dakota del Sur, Tennessee y Texas.

La prohibición “se aplica a agencias, departamentos, juntas, autoridades y comisiones estatales, incluida una agencia, departamento, junta, autoridad o comisión de la Universidad de California, la Junta de Regentes de la Universidad de California y la California State University”.

El asambleísta de South Bay Evan Low, autor de AB 1887, afirmó durante una conferencia de prensa que “era imperativo que demostráramos la importancia de nuestros valores en California, que es un lugar de inclusión, no de exclusión“.