Por qué tarda tanto California en contar las boletas electorales

En las últimas elecciones, más de la mitad de los californianos votó por correo
Por qué tarda tanto California en contar las boletas electorales
Es pronto para saber cuántas boletas faltan por ser contabilizadas.
Foto: Mapple News (Captura)

El miércoles, se situó el porcentaje de participación electoral en California en el 21 %, sobre la base de los números oficiales que mostraron que 4.1 millones de boletas fueron emitidas el martes de más de 19 millones de votantes registrados. Pero estos datos no son del todo correctos.

Así, a medida que los funcionarios electorales del condado clasifiquen y cuenten los millones de boletas que llegan tarde, el porcentaje de votantes registrados que participaron crecerá de manera significativa. La tarea podría tomar semanas, dejando los resultados de decenas de carreras en el limbo.

En estas elecciones, más de la mitad de los californianos han votado por correo en lugar de acudir a las urnas. Eso causa retrasos porque las boletas de votación generalmente se envían o se llevan a lugares de votación tarde, acumulándose en las oficinas electorales mientras los funcionarios llevan a cabo la votación del día de las elecciones. En los días siguientes, cada boleta por correo que llegó a última hora debe abrirse y la inscripción y la firma del votante deben verificarse en relación con la lista oficial de votantes.

Además, estas son las segundas elecciones en las que los votantes han tenido aún más tiempo para obtener sus boletas debido a una nueva ley aprobada por la Legislatura y firmada por el gobernador Jerry Brown. Antes de 2016, una boleta tenía que llegar a la oficina de elecciones del condado antes del Día de las Elecciones para poder ser contada. Ahora, solo debe tener el sello postal antes del día de las elecciones y puede llegar hasta 72 horas después.

Para colmo, en esta ocasión, un problema de impresión en el condado de Los Ángeles dejó a 118,000 votantes fuera de las listas de votantes, lo que provocó la emisión de miles de boletas provisionales, las cuales deben verificarse con calma para evitar votos duplicados.

Es pronto para saber cuántas boletas faltan por ser contabilizadas. Los condados contarán la cantidad de papeletas no procesadas durante el próximo día e informarán al estado.

En las elecciones presidenciales de noviembre de 2016, los condados tuvieron que lidiar con más de 4 millones de boletas sin procesar mucho después de que se hubieran pronunciado los discursos de concesión y aceptación el día de las elecciones. La participación inicial del 51 % finalmente llegó a más del 75 %.