México: Los 5 momentos más intensos del tercer debate presidencial

Los candidatos se lanzaron entre sí diversas acusaciones, hubo momentos donde los ánimos se calentaron al máximo
México: Los 5 momentos más intensos del tercer debate presidencial
Candidatos presidenciales
Foto: INE

El tercer debate fue el último escaparate en el que los cuatro candidatos a presidir México midieron cara a cara sus fuerzas públicamente antes de las votaciones del próximo 1 de julio.

Los candidatos, reunidos en Mérida (Yucatán, sureste), se lanzaron acusaciones buscando ganar puntos en una elección en la que Andrés Manuel López Obrador (AMLO) lleva una amplia ventaja en las encuestas de intención de voto.

Y eso se dejó notar en que fue seguramente el que recibió más ataques de sus contrincantes.

BBC Mundo te presenta los 5 momentos más calientes del debate:

1. “Tú y tu jefe (Enrique Peña Nieto) van a enfrentar la justicia cuando yo sea presidente”

Ricardo Anaya, candidato de la coalición Por México al Frente, amenazó en diversas ocasiones con crear una comisión de la verdad para investigar a José Antonio Meade, el candidato del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), y al actual presidente Enrique Peña Nieto.

Según el candidato que ocupa el segundo lugar en los sondeos de intención de voto, la comisión investigará los presuntos actos de corrupción del gobierno actual y los castigará si se comprueban.

Peña Nieto despide a la selección.

Getty
Peña Nieto fue mencionado en el debate para atacar a Meade, quien hizo varias referencias a la selección y el Mundial.

Irónicamente, en la recta final de la campaña han aparecido dos videos anónimos que acusan a Anaya de lavar dinero para financiar su campaña.

El último video apareció sólo 10 minutos antes del debate.

2. “¿Si te presento los contratos renuncias a tu candidatura?”

Pero más allá del ataque a Meade, las arremetidas de Anaya tuvieron como objetivo predilecto a AMLO, a quien señaló de haber otorgado contratos de forma ilícita durante su gestión como jefe de gobierno del Distrito Federal (2000-2005).

En un momento, Anaya mostró una foto López Obrador junto a José María Rioboó, a quien dijo había otorgado contratos por 170 millones de pesos (US$8,2 millones).

Meade

Getty
Meade trató de levantar su posición en las encuestas durante el debate.

“Te convertiste en lo que tanto cuestionabas”, le dijo en varios momentos del debate.

“Yo no soy corrupto como tú”, le contestó AMLO, candidato de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Partido del Trabajo (PT) y Encuentro Social (PES).

A su vez, repitió en numerosas ocasiones que la corrupción es el problema más grande de México.


¿Quién ganó el debate?, por Alberto Nájar, periodista de BBC Mundo en México.

El escenario estaba previsto: en el tercer debate de candidatos a la presidencia de México la mayor parte de las críticas serían contra el puntero en las encuestas, Andrés Manuel López Obrador.

Y así fue. En las dos horas que duró el encuentro el izquierdista fue el más cuestionado, sobre todo por su gestión como Jefe de Gobierno de Ciudad de México entre 2000 y 2005.

El candidato oficialista José Antonio Meade, de la coalición Todos por México, criticó que en ese periodo la capital del país prácticamente se estancó en la creación de nuevos empleos.

Ricardo Anaya, postulado por la coalición Por México al Frente, acusó a López Obrador de beneficiar a un contratista, a quien en su gobierno supuestamente entregó licitaciones por 170 millones de pesos, unos US$8,3 millones.

Anaya fue el candidato que más se preparó para el encuentro. Como en los dos debates anteriores presentó gráficas y fotos para apoyar su mensaje.

amlo

Getty
“AMLO ganó porque no salió golpeado”, asegura un analista.

Pero la discusión entonces se concentró en otros temas, básicamente las preguntas enviadas por redes sociales de internet.

El debate, coincidieron analistas, era la última oportunidad de reducir la ventaja en las encuestas de López Obrador.

Aparentemente no ocurrió así. En la discusión el candidato de izquierda recibió críticas muy parecidas a las de los encuentros anteriores.

Mario Campos, analista de medios de comunicación, definió en Twitter el resultado del debate:

“AMLO ganó porque no salió golpeado. Libró otra aduana con sus frases de siempre, sus propuestas vagas pero vencedoras”.


3. “Lo único que sabe hacer Andrés Manuel es destruir empleos”

Meade, el candidato oficialista, también arremetió contra López Obrador, y trató de hacerlo por el flanco de la economía y su gestión como jefe de gobierno del Distrito Federal (2000-2005), que ahora tiene el nombre oficial de Ciudad de México.

Según Meade, antes de su gestión la generación de empleo era de 7.000 al mes y después de 11.000, pero durante los años de AMLO llegó a ser de 266.

“La tragedia fue su gestión en la Ciudad de México”.

A lo que AMLO respondió, además de alegando que las cosas no son cómo Meade las plantea, presumiendo de las sondeos electorales.

“Estamos 4 a 1 en la capital de la república en cuanto a intención de voto”.

4. “Quitando a todos los flojos del gobierno, incluidos estos tres”

También tuvo sus momentos el candidato independiente Jaime Rodríguez, “El Bronco”, quien respondió a la pregunta de cómo aumentará los fondos públicos diciendo que quitaría a todos los flojos del gobierno”.

“Incluidos estos tres”, dijo al tiempo que señalaba a sus contrincantes a la carrera a la presidencia quien ocupa el último lugar en las encuestas.

El Bronco, que insistió en mostrarse como el único que no es un político tradicional y repitió la idea de que él aporta soluciones mientras los otros tres se pelean, también llamó la atención de las redes sociales cuando espetó a Anaya y AMLO a que se besaran después de un intercambio.

“Me divierto con ustedes. Dale un beso”.

5. “No es mi fuerte la venganza. Justicia, no venganza. Ni a ti te voy a meter en la cárcel”

Como líder en las encuestas, AMLO era de esperar que fuera el objeto de los ataques de sus rivales.

Y en contraste con los debates anteriores, el candidato izquierdista optó ostensiblemente por no entrar en la discusión.

Salvo ya casi al final, cuando Anaya mostró una foto suya junto al presidente Peña Nieto y lo señaló de haberle ofrecido “impunidad”.

Entonces llegó el que seguramente fue el contraataque más llamativo de López Obrador, que dijo que no era alguien que creyera en la venganza: “Ni a ti te voy a meter en la cárcel”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.