La motivación principal del goleador mexicano ‘Chucky’ Lozano

A sus 22 años Hirving luce con una madurez sorprendente que lo hace ser quien es en la cancha
La motivación principal del goleador mexicano ‘Chucky’ Lozano
Hirving Lozano está haciendo historia con el PSV Eindhoven y la selección mexicana. (Foto: Imago7/Agustin Cuevas)
Foto: Agustin Cuevas / Imago7

CDMX, México – Convertirse en padre a los 18 años propulsó la carrera de Hirving Lozano.

La llegada de su hija Danielle, cuando recién cumplía la mayoría de edad, provocó que el ahora atacante de la selección mexicana diera el paso definitivo para convertirse en un jugador total, que hoy disfruta de un momento único en el Mundial de Rusia 2018.

Ana fue su primera novia. Afortunadamente tuvieron a la bebé y eso le hizo ser mucho más maduro. Esa situación de cuando la niña nació le provocó un cambio radical en su vida. Él quería lograr su meta de ser profesional. Para él sus hijos son lo máximo, por eso él lucha y pelea, por sus hijos.

“Cuando le dieron su primer sueldo, en Pachuca, ya estaba la bebé. Lo primero que hizo Hirving fue irle a comprar juguetes y ropa. La emoción que tenía era tan grande que lo primero que hizo fue buscar algo para su bebé”, dijo Jesús Lozano, padre de Hirving, en entrevista.

Esposo de Ana Obregón, hijo de Jesús y Ana María Bahena, el “Chucky” estuvo cerca de ser expulsado del Alto Rendimiento Tuzo durante su etapa formativa en la cantera de Pachuca, debido a su mal comportamiento académico.

Jesús Martínez Patiño, presidente de Grupo Pachuca, y quien recibió a Lozano de 11 años en las fuerzas básicas de los Tuzos, reconoció que la presencia de la esposa del “Chucky” cambió la actitud del jugador.

“Anita le ha dado esa madurez. Fue muy difícil para nosotros cuando él a los 18 años se convierte en papá porque era un niño. Entonces Anita le da esa madurez“, explicó el directivo.

Pese a los problemas fuera de la cancha, Jesús Lozano aceptó que Hirving siempre valoró la presencia de su familia.
“Hirving siempre ha sido muy responsable, muy disciplinado y eso le ayudó mucho. Sí es común que los niños pierdan el piso porque pierden su niñez y su juventud. Muchas veces también hay gente que los llevan a hacer cosas que no deben hacer, pero él siempre tuvo los pies en la tierra.

“Cuando nosotros íbamos a Pachuca, a Hirving lo único que le interesaba era estar con nosotros. Lo invitaban a fiestas, a los antros, a muchas cosas, pero nunca quiso ir, siempre fue un hijo de familia, y más cuando llegó su hija”.

Ya con 21 años de edad, Hirving partió a Eindhoven. Ana, Danielle y Rodrigo, el integrante más pequeño de la familia Lozano Obregón, siguieron el camino del “Chucky”, que las únicas travesuras que hace hoy en día son esas que lo tienen brillando en Rusia 2018 con el Tri.