Una mujer de Toronto cree que le persigue el fantasma del bebé que abortó

Una gran cantidad de personas continúa creyendo en la existencia de fantasma
Una mujer de Toronto cree que le persigue el fantasma del bebé que abortó
Una mujer cree que las imágenes de la cámara de seguridad de su casa captaron la presencia de fantasmas.
Foto: Screenshot Inisde Edition

Melissa Smith, de Toronot, madre de dos hijos, está convencida de que ha capturado imágenes de una “cara fantasmal” en su cámara de cuna después de una serie de sucesos espeluznantes, según informa Caters.

Smith insiste en que ella siempre fue escéptica sobre las experiencias paranormales. Pero eso cambió en septiembre de 2016, luego de que un aborto provocó una serie de eventos inquietantes.

La misma noche que perdió a su hijo, Melissa dice que un juguete para niños se encendió aleatoriamente en el medio de la sala de estar y comenzó a sonar música. Luego de ese suceso, otros igual de extraños se sucedieron.

El pasado 31 de mayo, Melissa  afirma que fue testigo de la la “prueba más concluyente” hasta ahora de que en su casa está la presencia de ese bebé que nunca llegó a nacer.

Después de encender la la cámara de vigilancia de su hija Leah, vio lo que ella cree que era el rostro de un fantasma que miraba fijamente a su hija de 8 meses.

Melissa corrió escaleras arriba para alejar a su hija de esa figura pálida, pero desde ese momento está obsesionada con las imágenes.

“La misma noche en que se tomó el video, estaba hablando con amigos al respecto cuando el cable de la lámpara en mi cama comenzó a moverse; ya había escuchado el mismo ruido una vez antes”, Melissa,  le dijo la afectada a Caters.

Melissa también afirma que el fantasma estaba haciendo travesuras en la cocina una semana antes.

“Mi esposo y yo estábamos en la sala de estar cuando escuchamos que algo caía en el fregadero de la cocina.”, dijo. “Era la tapa de la taza para de nuestro hijo y mi esposo la había colocado a un palmo del fregadero, hizo un ruido muy fuerte como si hubiera sido arrojado”.

Melissa confirma que durante mucho tiempo se resistió a creer en la posibilidad de que existan fantasmas. Su anhelo de permanecer en el mundo de ciencia se ha visto relegado por lo que dice ser unos hechos suficientemente relevantes para no creer.

“Fui escéptica por mucho tiempo, pero después de dar testimonio de lo que vi, no tengo otra opción para creer que mi casa tiene un fantasma”, dijo.