Rusia 2018: El Mundial que hace sufrir a los daltónicos

El daltonismo se ha encontrado un enemigo en la elección de los uniformes durante la Copa del Mundo
Rusia 2018: El Mundial que hace sufrir a los daltónicos
El Alemania-Corea fue una misión imposible para los daltónicos.
Foto: BENJAMIN CREMEL/AFP/Getty Images

A mediados de los años 60, a alguien se le ocurrió la fantástica idea de que los equipos que se presentaran a una Copa Mundial, deberían llevar dos uniformes de tonalidades totalmente contrastantes, generalmente uno en tonos oscuros y otro en claros.

Ya en 1958 Brasil debió usar una camiseta azul para distinguirse en la final de su rival, Suecia, que además era el local, pero antes de ello, hubo varias anécdotas con respecto a los uniformes, por ejemplo, en 1950, México enfrentó a Suiza con la camiseta blanca y azul del Gremio de Porto Alegre, pues en ese entonces los aztecas vestían de guinda y los europeos de escarlata.

28 años después, en el mundial de Argentina 1978, Francia “olvidó” llevar su primer uniforme a su encuentro contra Hungría y ambos salieron de blanco, por lo que los galos tomaron prestada la camiseta verde y blanco del Kimberley de Mar de Plata.

La idea de que los equipos usen dos uniformes -y hasta tres- se da por la televisión, bajo la creencia de que aún existen millones de televisores en blanco y negro, pero ahora, con la mercadotecnia como gran aliada del deporte, todo ha cambiado y, tomado de nuevo como ejemplo a México, les vimos por simple cuestión de negocios, presentarse en los Mundiales de 2010 y 2014 con dos equipamientos oscuros, verde y negro en Sudáfrica y verde y rojo en Brasil.

¿Quién era quién?                                                                               (Foto: JEWEL SAMAD/AFP/Getty Images)

Para Rusia 2018, con los vientos “retro” de las marcas, parecía que no habría ningún problema con las indumentarias, pero los daltónicos pensaron muy distinto.

Como sabemos los daltónicos tienen problemas para diferenciar los colores, principalmente el rojo y el verde y ahí se ha dado el problema.

En el mismísimo partido inaugural Rusia salió a la cancha con su uniforme rojo, el de local, mientras que Arabia Saudita cuyo uniforme local es blanco, usó el alternativo, en verde oscuro, lo que propició problemas para quienes sufren esta afección.

https://platform.twitter.com/widgets.js

Con 12 equipos con camisetas rojas o guinda como primer uniforme y solo dos en verde, parecía que la FIFA no tendría otro problema similar, máxime cuando llamó a México a enfrentar a Corea del Sur vestido de blanco contra el escarlata de los orientales.

Sin embargo, el error se cometería de nuevo y de una manera ridícula: Alemania, cuya camiseta de local es blanca, fue obligada a usar su jersey verde en contra de Corea del Sur, lo que propició quejas inmediatas en las redes sociales.

Para que usted se dé una idea, para quien sufre de daltonismo, ambos equipos estaban vestidos de un tono verde seco u oscuro, imposible de distinguir, lo mismo que ocurriría si el domingo en los octavos de final, tanto Rusia como España usaran sus camisetas rojas para quienes ven los colores normalmente.

https://platform.twitter.com/widgets.js

Por el momento los choques de octavos de final parecen no representar problema alguno en cuanto a las combinaciones de colores, aunque bien se podría dar mas de una “incomodidad” para quienes sufren de daltonismo.

Suecia contra Suiza y Brasil contra México, representarían un nuevo lío, por lo que lo ideal sería ver a Suiza y México usando sus uniformes alternativos, pues tanto rojo, como amarillo y verde, causan confusión para los daltónicos.

De hecho, si se tratara de que los daltónicos distinguieran perfectamente a estos equipos, los cuatro deberían usar sus uniformes de visita y así, se evitaría cualquier problema, aunque quizá a las marcas que visten a estos equipos, esto no les haga gracia.

https://platform.twitter.com/widgets.js