Cacería de brujas y otros retos para los nuevos gobernadores en México

Los virtuales gobernadores prometen erradicar la corrupción
Cacería de brujas y otros retos para los nuevos gobernadores en México
Cuauhtémoc Blanco
Foto: AGENCIA REFORMA

MEXICO.- Minutos después de confirmar oficialmente que las tendencias le eran favorables, el candidato de la alianza Juntos Haremos Historia a la gubernatura de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, se presentó ante los medios de comunicación ojeroso, jocoso y retador para lanzar una amenaza al todavía mandatario en funciones, Graco Ramírez.

“Es la hora de correr‘‘, le advirtió. “Auditaremos todas las cuenteas y se hará justicia a la gente‘‘.

Ramírez y Blanco se convirtieron en archienemigos desde que el ex futbolista llegó a la alcaldía de Cuernavaca y comenzó a despotricar contra la estrategia de seguridad estatal cuyo gobierno pasó todo el sexenio entre balaceras, desaparecidos y cercenados; en respuesta, el gobernador intentó destituirlo.

Las confrontaciones dimes y diretes entre actores políticos de los nueve estados donde el pasado 1 de julio acudieron a las urnas para cambiar gobernadores fueron el pan de todos los días, pero, una vez que llegó la alternancia de partido, se anticipan persecuciones por corrupción y cacerías de brujas dado el sistema judicial que dependen de los mandatarios en turno.

“Si las procuradurías no dependieran del Ejecutivo en los estados (igual que a nivel federal) la revisión de cuentas sospechosas de los gobernadores deberían de hacerse siempre, si hay acusaciones fundamentadas,  no sólo cuando hay alternancia‘‘, observó Javier Romero, analista de la Universidad Autónoma Metropolitana.

Por lo pronto hay alerta roja de persecución poítica tanto en Morelos como en Veracruz, dos estados gobernados por el PRD y el PAN que entregarán el poder a la coalición de Morena, PT y Encuentro Social.

En Verecruz, Miguel Angel Yunes (quien impuso a su hijo como candidato) ordenó en su momento a la Procuraduría de Justicia del Estado de Veracruz perseguir a su antecesor Javier Duarte, un blanco perfecto para golpear políticamente a sus rivales del PRI, dado los abusos que éste cometió para llevar recursos públicos a su bolsillo.

Posteriormente mantuvo una pelea a través de los medios de comunicación  con el entonces candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador a quien llamó “loco‘‘ y retó a un duelo verbal por lo que, tras la victoria de Cuitláhuac Sandoval, de Juntos Haremos Historia, podría haber una revisión minuciosa de sus finanzas.

En la Ciudad de México, Jalisco, Tabasco y Chiapas, donde también ganó la alianza de AMLO, y dejaron atrás al PRD, PRI y Partido Verde los cambios de partido no tienen precedentes de confrontaciones directas ni hay amenazas abiertas contra las administraciones salientes, pero tampoco se descartan por las descalificaciones que lanzaron en campañas.

Puebla y Yucatán conservaron al mismo partido (PAN y PRI) respectivamente) por lo cual la será transición tersa.

ASI QUEDARON LAS GUBERNATURAS

Morena y su coalición

  • CDMX, Claudia Sheimbaum
  • Chiapas, Rutilio Cruz
  • Morelos, Cuauhtémoc Blanco
  • Tabasco, Adán Augusto López
  • Veracruz, Cuitláhuac García

PAN, PRD

  • Puebla, Martha Erika Alonso

PAN

  • Guanajuato, Diego Sihue

Movimiento Ciudadano

  • Jalisco, Enrique Alfaro

PRI

  • Yucatán, Mauricio Sahuí.