Detienen a 117 inmigrantes en una casa en Texas; comienza nueva etapa de reunificación

En el operativo incautaron 453 kilos de marihuana, vehículos y $20 mil

Detienen a 117 inmigrantes en una casa en Texas; comienza nueva etapa de reunificación
18 estadounidenses también fueron apresados
Foto: John Moore/Getty Images

Ciento diecisiete inmigrantes de México, Centro y Suramérica fueron encontrados ayer escondidos en una casa en El Paso, Texas, informó el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

Los detenidos son ciudadanos de México (93), Guatemala (12), Honduras (6), Brasil (3), El Salvador (2) y Perú (1) .

Durante el operativo también fueron arrestados 18 ciudadanos estadounidenses, acusados de tráfico de personas y drogas.

En el domicilio los agentes incautaron 453 kilos de marihuana, nueve vehículos, tres contenedores de camión y $20 mil dólares.

Adicionalmente, el bufete de abogados sin fines de lucro Texas Civil Rights Project (TCRP) denunció ayer que un hombre guatemalteco fue separado de su hija de dos años tras cruzar la frontera, violando así la reciente orden del presidente Donald Trump.

TCRP detalló que a Mario Pérez Domingo lo separaron el pasado 9 de julio de su hija, pese a disponer de la documentación en regla. Por ello TCRP presentó una queja formal a las autoridades estadounidenses por incumplir el mandato de no separar familias ordenado por Trump el pasado 26 de junio.

El gobierno deberá dar este lunes una lista de padres indocumentados bajo custodia de ICE a quienes debe entregar sus hijos mayores de cinco años, un proceso de reunificación que ha prometido empezar ayer mismo.

Durante una audiencia en un juzgado federal en San Diego, California, el magistrado Dana Sabraw ordenó al gobierno entregar el lunes dicha lista como parte del proceso de reunión de padres indocumentados e hijos de esa edad o más, separados tras ser detenidos en la frontera con México, un proceso sobre el que ha pedido “transparencia” y ha prometido estar “vigilante”.

Cerca de 3 mil menores han sido separados de sus padres desde que el pasado mes de abril la Casa Blanca decidiera adoptar una política de “tolerancia cero” contra los inmigrantes que entraban al país irregularmente por la frontera con México, lo que llevaba al encarcelamiento de los adultos y la consiguiente separación de sus hijos menores.