Oso capturado en vecindario residencial de Granada Hills

Tras darse un baño en una piscina, el animal recibió un dardo tranquilizante
Oso capturado en vecindario residencial de Granada Hills
El oso tenía una etiqueta roja, prueba de que ha sido capturado antes.
Foto: LAPD Devonshire (twitter)

Horas después de ser divisado en una zona residencial de Granada Hills, un oso fue tranquilizado y capturado el martes por la tarde.

Las unidades de LAPD respondieron al área alrededor de las 10:30 a.m. después de recibir una llamada de radio de un oso frente a una casa, según el capitán del Departamento de Policía de Los Ángeles, Steve Lurie. Unas cinco unidades fueron enviadas para seguir al oso. Mientras tanto, la policía contactó al Departamento de Pesca y Vida Silvestre de California sobre el incidente y enviaron varios guardias para tratar con el animal.

Mientras los oficiales monitoreaban al animal, la policía tuiteó que los residentes en el bloque 16000 y 17000 de Timber Ridge Road deberían permanecer en sus hogares. El oso se ubicó posteriormente a unas dos cuadras de distancia, en la cuadra 13000 de Whistler Avenue, no lejos de la calle Orozco.

Sky5 vio por primera vez al oso debajo de un árbol afuera de una casa de una planta alrededor de las 11:30 a.m., según mostró un video aéreo. El animal parecía estar descansando en un área sombreada antes de salir corriendo.

“En diferentes momentos, el oso fue a la piscina de un vecino para refrescarse y chapotear“, explicó Lurie. En un momento dado, el animal desapareció en el túnel de una zanja de drenaje. Luego sacó brevemente su cabeza de uno de los túneles antes de caminar hacia otro; salió de la alcantarilla y comenzó a deambular cerca de las casas de nuevo.

Sobre la 1:15 p.m., el oso estaba sentado al borde del lavado cuando un guardián le disparó un dardo tranquilizador, golpeando su pierna izquierda superior. El oso vagó por un breve período de tiempo antes de parecer dormirse en algunos arbustos cercanos. Luego, los oficiales llevaron al animal somnoliento a un camión para llevárselo al Angeles National Forest.

El oso tenía una etiqueta roja en la oreja, lo que significa que había sido visto (y capturado) en un barrio residencial al menos una vez antes.

“En pocas palabras, si ves fauna en tu vecindario, en tu jardín, llama al 911“, dijo Lurie. “No te acerques a los animales y deja que los profesionales de Pesca y Vida Silvestre se encarguen de ellos como lo hicieron hoy”.