Abogados del caso Flores lanzan proyecto para reunificar familias y piden voluntarios

Anuncian visitas a centros de detención donde están los menores separados de sus familias. Son el único grupo no gubernamental con la autoridad de hacer estas inspecciones y requieren voluntarios legales, médicos y otros.
Abogados del caso Flores lanzan proyecto para reunificar familias y piden voluntarios
Abogados del caso que representa a menores migrantes en Estados Unidos piden voluntarios para proyecto reunificador.
Foto: Getty Images

Acusando al gobierno de un “asalto a gran escala contra el acuerdo de Flores que regula legalmente el trato a niños migrantes desde 1997”, abogados que luchan por el cumplimiento del acuerdo lanzaron esta semana un nuevo proyecto para reunificar familias divididas por decisión el gobierno de Trump.

Por medio del sitio web reunify.org, el Centro de Derechos Humanos y Ley Constitucional (CHRCL) busca a voluntarios legales, médicos y otros con habilidades especiales. Un ejemplo de esto son personas con la capacidad de hablar lenguas indígenas y traducir al inglés.

“Los niños detenidos ya han hablado y nos han dicho que pasan hambre, están deshidratados, no pueden dormir y sufren asaltos físicos e insultos”, dijo Peter Schey, abogado del Centro, en un email a patrocinadores. “Estamos en presencia de una calamidad contra los derechos humanos”.

El Centro ya ha recibido numerosas de ofertas de parte de voluntarios, como la exsenadora estatal Marta Escutia, quien no sólo es abogada y es bilingüe, sino que tiene experiencia representando a niños en situaciones vulnerables y menores que sufren abuso.

Escutia, quien está retirada de la política y en estatus pasivo con la barra de abogados hasta que llegó esta situación, dijo que ya se está movilizando para estar lista y hacer todo lo que sea necesario para asistir a los niños y las familias.

“Tengo entendido que ya recibieron miles de ofertas, lo que tienen es un pequeño ejército y se que poco a poco lo pondrán en acción”, dijo Escutia. “Se que buscan abogados, traductores, trabajadores sociales y que hay muchísima gente que ya se está poniendo a la orden”.

La ex senadora dijo que ICE “no tiene una base de datos sólida para rastrear a estos niños; por eso se necesitan voluntarios para hablar con ellos y tratar de recrear lo que sucedió cuando los padres y el niño se separaron. Me han dicho que cuando me llamen debo estar lista para salir hacia la frontera en pocos días”.

Según el nuevo sitio web lanzado este jueves por el Centro, se busca especialmente a voluntarios legales y médicos para visitar los sitios de detención de los niños durante las próximas semanas.

El proyecto pretende representar a los menores detenidos, localizar a los niños separados de sus padres, conducir entrevistas legales y de salud mental, reunir a familias e incluso traer de regreso a padres deportados.

El CHRCL es la única organización no gubernamental con autoridad para visitar estos centros, ya que es la representante legal de todos los menores migrantes en base a un caso legal que se ganó en 1997.