El Metro de L.A. protegerá la Gold Line de accidentes de tráfico con nuevas barreras de cemento

Las nuevas barreras, más redondas y fortificadas, costarán más de $11 millones

El Metro de L.A. protegerá la Gold Line de accidentes de tráfico con nuevas barreras de cemento
La Gold Line une zonas como Chinatown y Pasadena.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

El Metro de Los Ángeles planea instalar 12 millas de nuevas barreras de concreto para evitar que los accidentes de tráfico invadan las vías de la Gold Line.

Las barreras actuales son 32 pulgadas de alto y K-Rails de la vieja generación. Las nuevas barreras de concreto recorrerán 6 millas en cada dirección, medirán 56 pulgadas de alto y serán más redondas y fortificadas con más acero de varilla para desviar los vehículos fuera de control.

En abril, un gran accidente que involucró varios camiones destrozó las vías del metro en Pasadena, lo que resultó en el cierre de la Gold Line.

Metro aprobó el diseño de las nuevas barreras la semana pasada; costarán más de $11 millones de dólares.