Senado aprueba extensión de cuatro meses a programa de seguro por inundaciones

La medida cubre básicamente la temporada de huracanes vigente
Senado aprueba extensión de cuatro meses a programa de seguro por inundaciones
Los huracanes “Harvey”, “Irma” y “María” ocasionaron cerca de $10,000 millones en pérdidas.
Foto: Getty Images

WASHINGTON — El Senado dio este martes un respiro de cuatro meses al atribulado Programa Nacional de Seguro por Inundaciones (NFIP, por su sigla en inglés), aunque dejó pendiente la reforma que requiere para su solvencia a largo plazo.

Con 86 votos a favor y 12 en contra, el Senado aprobó una medida que extiende por cuatro meses el NFIP, el principal programa nacional que asegura las viviendas en caso de inundaciones pero que afronta una deuda de al menos $20,000 millones.

La votación para extender el programa federal se produjo a solo horas de que el programa venciera. La semana pasada, la Cámara de Representantes ya había aprobado una medida similar, con 366 votos a favor y 52 en contra.

La medida, que se prevé será promulgada por el presidente Donald Trump en las próximas horas, básicamente cubre la temporada de huracanes vigente.

El programa está a cargo de la Administración federal para la Gestión de Emergencias (FEMA)y puede marchar la diferencia entre la devastación financiera y la rehabilitación de una vivienda tras una inundación.

La Asociación Nacional de Agentes de Bienes Raíces (NAR, por su sigla en inglés), había venido presionando al Congreso desde julio pasado a que extendiera el programa para “prevenir interrupciones” en los trámites hipotecarios en todo el país.

La presidenta de NAR, Elizabeth Mendenhall, aplaudió la extensión de NFIP hasta el próximo 30 de noviembre pero dejó en claro que el programa requiere reformas para mantener su solvencia y sostenibilidad a largo plazo.

Mendenhall prometió que NAR, junto a otras organizaciones afines, continuarán presionando por estas reformas cuando se reanuden las negociaciones sobre el futuro de NFIP a fines de año.

Según FEMA, tan sólo una pulgada de lluvia dentro de un hogar puede causar daños superiores a los $25,000. Dependiendo de la zona, muchas instituciones financieras no aprueban hipotecas para la compra de una casa sin un seguro por inundaciones.

De hecho, más del 20% de los reclamos por daños causados por inundaciones provienen de personas, negocios e instituciones que residen fuera de zonas de alto riesgo de inundaciones, precisó FEMA.

El programa, instituido en 1968, puede cubrir daños aún si la Administración de turno no hace una declaración de desastre en las zonas afectadas.

Según datos de FEMA, en el primer trimestre de 2018, quienes participan en el NFIP pagan una prima anual que ronda, en promedio, los $707.

Los huracanes “Harvey”, “Irma” y “María” el año pasado ocasionaron cerca de $10,000 millones en pérdidas a propiedades amparadas al NFIP. Y aunque el Congreso aprobó en octubre pasado la cancelación de una deuda de $16,000 millones del NFIP, FEMA sacó un préstamo de $6,100 millones al mes siguiente para cubrir los costos inmediatos y futuros del programa por la pasada temporada de huracanes.

En la actualidad, el NFIP mantiene una deuda con el Departamento del Tesoro que ronda los $20,500 millones y que amenaza su solvencia futura si no se adoptan reformas urgentes, según advirtió FEMA. Tan solo en el año fiscal en curso, el NFIP pagará alrededor de $375 millones en intereses.

Según proyecciones de “CoreLogic”, una empresa de análisis de riesgo de daños a propiedades, la temporada de 2018 podría afectar a más de 6,9 millones de hogares en toda la costa Este y en el área del Golfo, con un costo potencial de más de $1,6 billones.

Antes de la votación de hoy, el senador republicano por Louisiana, John Kenney, había advertido de que la expiración del NFIP, en plena temporada de huracanes, hubiese dejado vulnerables a más de cinco millones de familias y negocios en todo Estados Unidos.

Kennedy también apoya reformas al NFIP, por considerar que el programa es vital para la estabilidad y vitalidad de la economía nacional.

El senador demócrata por Nueva Jersey, Bob Menéndez, presentó un proyecto de ley bipartidista en junio de 2017 para extender el NFIP por seis años pero con reformas para fortalecerlo y hacerlo más sustentable a largo plazo.

Para Menéndez, su proyecto de ley no solo tiene apoyo bipartidista de cuatro patrocinadores republicanos y cinco demócratas sino que reformará y fortalecerá el NFIP, y beneficiará a los dueños de propiedades amparados al programa, por lo que el Congreso debe aprobarlo.

Quienes apoyan la medida aseguran que los daños ocasionados por lluvias torrenciales e inundaciones, y la caída en el valor de las propiedades que éstos provocan, podrían detonar una nueva crisis en el sector hipotecario.

Alrededor de la web