Jerry Brown declara el estado de emergencia en Orange y Riverside por el descontrolado fuego

El Holy Fire ha arrasado más de 10,000 hectáreas y sólo está contenido al 5 %
Jerry Brown declara el estado de emergencia en Orange y Riverside por el descontrolado fuego
Foto: ktla (captura)

El último gran incendio de California ha arrasado más de 10,000 hectáreas en sólo cinco días, estando controlado sólo en un 5 %, según informaron hoy las autoridades.

Así, bautizado como “Holy Fire”, el incendio fue declarado el pasado lunes en una zona del Bosque Nacional de Cleveland situada a unos 100 kilómetros al sureste de Los Ángeles. Desde entonces, más de 20,000 personas han sido evacuadas como medida de precaución. Y otros tantos podrían serlo pronto.

La situación es crítica, lo que llevó al gobernador de California, Jerry Brown, a declarar el jueves el estado de emergencia en los condados de Orange y Riverside. Para entonces el fuego ya no estaba activo en el condado de Orange, pero se estaba expandiendo hacia el condado de Riverside, provocando nuevas órdenes de evacuación.

A media tarde del jueves, los funcionarios emitieron una nueva orden de evacuación obligatoria para los residentes en la ladera de la montaña de Lake Street y al suroeste de Grand Avenue hasta la autopista Ortega, según el Servicio Forestal de los EEUU. Las evacuaciones voluntarias también entraron en vigor en las comunidades de Shorline y Machado. Hasta el jueves por la noche, se había pedido a casi 20,500 residentes que evacuaran unas 7,450 residencias. Se abrieron centros de evacuación en San Juan Hills High School en San Juan Capistrano y Temescal Canyon High School en Lake Elsinore.

En una reunión comunitaria el jueves por la noche, representantes del equipo de Administración Interinstitucional del Sur de California y otras agencias instaron a los residentes a estar preparados y listos para evacuar cuando se emitan órdenes para que los bomberos puedan concentrarse en controlar el fuego.

Incluso aquellos que no se han visto afectados por las órdenes de evacuación deben protegerse del potencialmente insalubre humo, especialmente peligroso para niños, ancianos y personas con problemas respiratorios. De hecho, se emitió un aviso de humo para partes de los condados de Los Ángeles, Orange, Riverside y San Bernardino.

Las autoridades han arrestado al dueño de una cabaña de la zona de Trabuco Canyon, donde se originó el fuego. Así, Forrest Gordon Clark, de 51 años, fue detenido el miércoles por dos cargos de delito grave de incendio premeditado, un delito mayor de amenaza de aterrorizar y un delito menor de resistencia al arresto, según el Servicio Forestal. Se cree que inició el fuego como venganza hacia sus vecinos, con quienes tenía mala relación (no sólo su casa fue la única que no ardió, sino que poco antes había afirmado que la zona ardería).

En cualquier caso, estas no son las únicas zonas atacadas por las llamas en California: los bomberos luchan en estos momentos para extinguir unos quince fuegos activos en todo el Estado Dorado. Cal Fire señaló hoy que el “Mendocino Complex Fire”, que el lunes se convirtió en el más grande de todos los registrados en la historia de California, ha destruido más de 124,400 hectáreas y se encuentra controlado al 60 %, mientras que el “Carr Fire” ha arrasado unos 1.600 edificios y está contenido al 51 % tras haber calcinado más de 73.400 hectáreas.

Hasta el momento, los recientes fuegos se han cobrado la vida de diez personas en California.