Decisión de la Corte Suprema está llevando a la anulación de órdenes de deportación de inmigrantes

La decisión de la Corte Suprema podría beneficiar a inmigrantes con órdenes de deportación
Decisión de la Corte Suprema está llevando a la anulación de órdenes de deportación de inmigrantes
El Supremo dijo que un aviso que no incluye la hora y el lugar de una audiencia no es un aviso bajo la ley
Foto: Getty Images / ICE

Un reciente fallo de la Corte Suprema ha llevado a la postergación y a la anulación de numerosas órdenes de deportación, según un informe de AP.

La decisión de la corte abordó lo que podría parecer una cuestión procesal sobre cómo proporcionar avisos a los inmigrantes para que se presenten ante los tribunales de inmigración por procedimientos de deportación. Sin embargo la decisión está teniendo implicaciones más amplias en los tribunales de inmigración que están a cargo de decidir si se les debe permitir a miles de inmigrantes permancer en EEUU.

Desde que se emitió la decisión en junio, los abogados de inmigración han estado pidiendo a los jueces de inmigración que desestimen los casos de sus clientes a quienes no se les proporcionó avisos de comparecencia con fechas y horas preestablecidas ante los tribunales. Algunos jueces de inmigración se han negado a emitir órdenes de deportación para inmigrantes.

Tribunales de inmigración en estados como Tennessee, Nueva Jersey y California han otorgado la postergación y anulación de las órdenes de deportación de inmigrantes mientas otros tribunales no, indica el informe de AP.

La decisión del Tribunal Supremo aprobada por una votación de 8 votos contra 1 se centró en el caso de un inmigrante brasileño que solicitaba una “Green Card” especial para inmigrantes de buen carácter moral que han estado en el país por lo menos 10 años y cuyos familiares estadounidenses sufrirían si el inmigrante fueran deportado.

Se trata de Wescley Pereira que llegó a Estados Unidos con una visa de turista en 2000 y se estableció en Martha’s Vineyard, Massachusetts donde formó su propia familia con dos menores nacidos en EEUU. Sin embargo en 2006 el inmigrante brasileño fue arrestado por manejar ebrio y se le pidió que compareciera ante la corte de inmigración, pero su órden de comparecencia no incluía detalles de su audiencia.

Más de un año después, se le envió un paquete con esa información pero no lo recibió y un juez de inmigración ordenó deportarlo. En 2013 Pereira fue detenido por manejar sin luces delanteras y, con la orden de deportación pendiente, las autoridades inmigratorias lo detuvieron.

Para entonces, el inmigrante había vivido en el país el tiempo suficiente para aplicar para la “Green Card” pero el gobierno de Estados Unidos dijo que Pereira solo podía contar el tiempo antes de recibir su aviso de comparecencia en sus aspiraciones de conseguir su “Green Card”.

La Corte Suprema no estuvo de acuerdo y dijo que un aviso que no incluye la hora y el lugar de una audiencia no es un aviso bajo la ley.

Sin mencionar el lugar y la fecha, “el gobierno no puede esperar razonablemente que el no ciudadano comparezca para su proceso de deportación”, escribió la jueza Sonia Sotomayor en la decisión de la mayoría.

Desde el fallo, los abogados de inmigración han argumentado que los avisos sin fecha que sus clientes recibieron en los últimos años no son válidos. En algunos casos, los abogado piden que los casos de deportación se descarten por completo, y en otros, que se elimine una orden de deportación de los registros de inmigrantes para que puedan tener otra oportunidad de argumentar que se les debe permitir permanecer en el país.