La mayoría de distritos escolares no aprovecha programa para determinar si fuentes de agua contienen plomo

Esto a pesar de que el estado de California ofrece el programa de manera gratuita

La mayoría de distritos escolares no aprovecha programa para determinar si fuentes de agua contienen plomo
El plomo afecta el coeficiente intelectual.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

A pesar de que hasta niveles muy bajos de plomo en la sangre de los niños les pueden generar problemas de aprendizaje y comportamiento, la mayoría de los distritos escolares en California han pasado por alto un programa que permite determinar si las fuentes de agua en sus instalaciones están contaminadas.

De acuerdo con los registros del estado, dos tercios de los 1,026 distritos escolares en California no aprovechan el programa de voluntariado que se ha ofrecido de manera gratuita desde enero de 2017.

Incluso, informó San Francisco Chronicleentre los 330 distritos que sí han realizado las pruebas, más de la mitad identificaron al menos una escuela que tenía fuentes con concentraciones de plomo por encima del límite establecido por el gobierno federal de 15 partes por mil millones.

Por medio del programa, los distritos pueden solicitar que su proveedor de agua local realice pruebas en sus instalaciones. Se requiere que el proveedor recolecte muestras de al menos cinco fuentes de agua mientras las clases están en curso y que se presenten los resultados dentro de 90 días. El plazo para realizar las pruebas finaliza el 1 de noviembre.

En entrevista con el antedicho diario, Laura Deehan, defensora de la salud pública para CalPIRG, un grupo que aboga por los derechos del consumidor, dijo que es probable que muchas escuelas públicas tengan fuentes con agua contaminada, las cuales los alumnos utilizarán para hidratarse al volver a clases en las próximas semanas.

No obstante, todos los distritos pronto se verán obligados a realizar las pruebas. En octubre, el gobernador Jerry Brown firmó una ley que exige que los proveedores de agua realicen pruebes a los grifos en todas las escuelas públicas antes de julio de 2019.


NOTAS RELACIONADAS