4 pasos para controlar la diabetes de por vida

Controlar la diabetes desde su diagnóstico es tarea de la persona que lo padece con un control médico permanente

La diabetes es una enfermedad silenciosa, que la mayoría de las veces es difícil de diagnosticar. Aunque sus síntomas parecen inofensivos son altamente peligrosos, si no son tratados a tiempo pueden derivar en la descompensación de tu organismo.

Una vez que te han realizado el diagnóstico de la enfermedad en tu cuerpo, es crucial que mantengas la calma, y que priorices la reorganización de tu vida y de tus hábitos para que aprendas a vivir de manera plena a pesar de tener la condición de ser diabético.

shutterstock_449653195
Foto: Shutterstock

De este modo, pasar tiempo con la familia, seguir cumpliendo tus metas, realizar las actividades que te gustan, pueden no ser un problema si llevas un control adecuado de la enfermedad, el tratamiento y los síntomas.

Ante todo una buena actitud en cuanto a esta realidad te va a permitir conformar tu equipo de salud, con el cual debes diseñar un plan de cuidados y atenciones para tu enfermedad. También es importante que aprendas cada día a tomar las decisiones convenientes cada día para el cuidado de la diabetes.

1. Aprende sobre la enfermedad

¿Qué es la diabetes?

Es importante que sepas que existen tres tipos principales de diabetes:

Diabetes tipo 1: Genera que el cuerpo no produzca insulina. El problema consiste en que el cuerpo necesita insulina para extraer la azúcar de los alimentos que la persona ingiere para transformarla en energía. La persona que la padece debe tomar insulina todos los días para seguir con vida.

Diabetes tipo 2: Es cuando cuerpo no produce o no utiliza bien la insulina. La persona que la padece tal vez necesite pastillas o insulina para contribuir a controlar la diabetes. Es la forma más común de diabetes.

Diabetes gestacional: Ocurre cuando las mujeres están embarazadas. La mayoría de los casos desaparece después que nace el bebé. No obstante a pesar de que desaparece tanto las mujeres como los niños están más expuestos de desarrollar la enfermedad posteriormente.

Eres la persona más importante de tu equipo de cuidados de la salud.

Tú controlas tu diabetes día a día. Conversa con tu médico para que estés al tanto de mejor manera de cuidarte.

Puedes consultar otros profesionales: dentistas, oftalmólogos, especialistas en diabetes, nutricionista, podiatras, enfermeras, farmaceutas y trabajadores sociales.

Busca opciones para saber más sobre la diabetes, puedes coordinar una clase o buscar en internet, puedes unirte a grupos de apoyo, es importante que te eduques sobre cómo puedes aprender a vivir con la enfermedad.

Toma tu diabetes en serio

Aunque escuches a una persona decir que tiene el azúcar un poco alto. No debes creer que esta enfermedad es juego.

Es importante que entiendas que una persona con diabetes debe tener un estilo de vida saludable, a través de buenos hábitos de vida, alimentarse bien, tener un peso adecuado, practicar alguna actividad física diaria, así como tomar tu medicina, es crucial dentro de tu nueva forma de vida. Recuerda que siempre hay mucho por hacer, y créeme que valdrá la pena.

¿Para que cuidar de la diabetes?

Recuerda que mientras más te cuide, te vas a sentir mejor en el presente tanto como en el futuro. Cuando tus niveles de azúcar estén normales es muy seguro que puedas sentirte:

-Con mayor energía

-Menos cansancio y menos sed

-Orinar con menor frecuencia

-Sanar mejor

-Menos infecciones en la piel o la vejiga

También será menos probable que puedas sufrir:

-Un ataque al corazón o al cerebro

-Enfermedad en los ojos que pueden ocasionarte problemas irreversibles

-Menor daño a los pies y a las manos, menor hormigueo o adormecimiento

-Evitar que los riñones te dejen de funcionar

-Evitar problemas con tus dientes y encías

2 . Conoce los factores claves de la diabetes

Infórmate sobre qué puedes hacer para controlar mejor tus niveles de azúcar en la sangre, la presión arterial y el colesterol. De esta manera puedes evitar el riesgo de sufrir un ataque al corazón o al cerebro u otras enfermedades relacionadas con la diabetes.

Pregunta a tu equipo de salud:

Cuál es tu nivel de azúcar en la sangre, presión arterial y colesterol. Recuerda que tus niveles ideales van a depender de cuánto tiempo has padecido de diabetes, de otros problemas de salud y qué tan difícil es controlar tu diabetes.

Que puedes realizar para alcanzar los resultados ideales.

Lleva un control en tu tarjeta de registro.

3. Aprende a vivir con la diabetes

Solicita un plan de alimentación saludable.

Pregunta las diversas maneras que existen para que te mantengas activo.

Infórmate sobre cómo y cuándo debes medir el nivel de azúcar en la sangre y cómo puedes utilizar los resultados para controlar tu diabetes.

Utiliza la información para mantener tu autocontrol.

Al tener tus citas médicas infórmate sobre si tu plan de autocontrol te está dando buenos resultados.

4. Obtén cuidados médicos de rutina para que te mantengas sano

Infórmate con tu equipo médico sobre todos los exámenes que podrías necesitar.

Pregunta sobre el significado de los resultados.

Registra la fecha y la hora de tu próxima visita médica.

shutterstock_188205311

Foto: Shutterstock

El apoyo de médicos u otros profesionales de salud es fundamental, pero también lo es tu entorno familiar y de amistades. Una vez tomes todos los cuidados necesarios ellos también deben conocerlos para apoyarte y entender el proceso.