El hombre oculto que empujará los proyectos de López Obrador

Sale de las sombras Pedro Bejarano, un polémico político izquierdista
El hombre oculto que empujará los proyectos de López Obrador
Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de México.
Foto: Gardenia Mendoza. / EFE

MEXICO – A mediados de agosto, un personaje callado y discreto que desde hace años se mueve entre las sombras de la política mexicana sorprendió por su nivel de convocatoria al lograr llenar con sus seguidores uno de los recintos más importantes de la Ciudad de México: el Palacio de los Deportes, un sitio que incluso le quedó grande a Rihanna o  a la banda australiana INXS.

Los 20,000 huestes acudieron  sólo para escuchar a dos oradores: a la senadora y próxima diputada Dolores Padierna y a su esposo René Bejarano, el convocante y fundador de la organización civil Movimiento Nacional por la Esperanza que el próximo martes cumplirá 14 años.

Se trataba de su asamblea anual, pero con una abismal diferencia:  este año el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), el  partido que ayudó a formar a favor de Andrés Manuel López Obrador, se encuentra próximo a tomar el poder y hacía falta dejar claro su papel.

“Nos toca organizar, concientizar, estructurar a la ciudadanía para que ésta forme poder popular para la toma de decisiones”, dijo Bejarano en referencia a la Consulta Popular.“ La participación activa de la ciudadanía mediante mecanismos de democracia directa será crucial para echar a andar la transformación del país”.

La Consulta Popular es una de las principales apuestas del gobierno de López Obrador (quien ya anunció la primera en el tema el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México) un tema que tiene preocupado al sector empresarial y algunos analistas quienes temen dos cosas principalmente: que en algunos temas la ciudadanía no tenga el conocimiento técnico para decidir mediante el voto y que se abuse de este mecanismo para legitimar temas polémicos.

Pero es justo en la movilización masiva del sufragio, donde los Bejarano tienen su fuerte: así lo hicieron para llevar al triunfo de la izquierda en la Ciudad de México en 1997 y hasta el 2004, cuando René cayó en desgracia al ser filmado embolsándose miles de billetes en efectivo procedentes de presuntos sobornos.

Bejarano es un profesor normalista, catedrático universitario y activista que fue ejemplo del mexicano que se hace a sí mismo: nació en uno de los barrios mas populares de la Ciudad México, en 1957, el quinto de siete hijos de dos migrantes, un panadero michoacano y una ama de casa poblana quienes buscaron mejorar su suerte en la capital mexicana.

También fue parte del movimiento disidente del Sindicato Mexicano de Trabajadores de la Educación y, en 1989, a través del Partido de la Revolución Socialista, formó parte del grupo fundador del Parido de la Revolución Democrática (PRD) para el que movilizó grupos sociales y luego lo llevó al congreso local donde fue el principal promotor de las reformas sociales del gobierno de AMLO.

“Bejarano podría estar ahora en uno de los puestos más importantes del gabinete de López Obrador de no ser por aquella filmaciones, pero aún sigue siendo una pieza clave para las movilizaciones de izquierda, discreto, debajo del agua”, advirtió Martín Hernández, politólogo de la Universidad Autónoma Metropolitana.

Bejarano ha dicho que cuando fue expuesto recibiendo fajos de dinero fue porque “se le tendió una trampa” desde la oposición para golpear a AMLO. “Cometí un error, pedí disculpas, pagué las consecuencias políticas pero se supo que todo fue una conspiración”, dijo recientemente a la prensa local.

Lo cierto es que el ex asambleísta nunca ha dejado de estar activo políticamente. El analista Hernández recuerda que en 2004 -justo cuando fue filmado- fundó su organización desde donde ha movido muchos hilos y, en adelante moverá más: lo vamos a ver”.