Aparecen en Oaxaca más de 300 tortugas golfinas muertas, especie en peligro de extinción

Fueron encontrados en la playa de Puerto Arista

Tortugas golfinas
Tortugas golfinas
Foto: Agencia Reforma

MÉXICO – Unas 300 tortugas golfinas, especie en peligro de extinción, murieron enredadas en redes de pesca atuneras frente a costas de Barra de Colotepec, en Oaxaca, las cuales fueron detectadas por pescadores que intentaron rescatarlas sin éxito.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) explicó que atendía un reporte de tortugas marinas atrapadas en red de pesca frente a la Barra de Colotepec,.

Protección Civil de Oaxaca confirmó después la muerte de los ejemplares.

“Se confirma la muerte de tortugas en Costas de Barra de Colotepec que habrían quedado atrapadas en redes de barcos atuneros, @PROFEPA_Mx investigará el tema #Oaxaca @alejandromurat @Heliodoro_hcde”, señaló la dependencia a través de Twitter.

El titular de Protección Civil del municipio San Pedro Mixtepec, José Antonio Ramírez, señaló que el reporte inicial contabilizó unas 300 tortugas sin vida, aunque estimó que la cifra podría aumentar.
“Encontramos esta red conocida como de trasmallo y lo que nos dijeron los pescadores es que no es del lugar, no se usa en estas playas y quizás pudo ser abandonada por un barco atunero que no dio aviso (a las autoridades) de la pérdida de la red y causó la muerte de las tortugas”, explicó.

El director de pesca de San Pedro Mixtepec, Lupe López Osorio, descartó que la muerte de las tortugas fuera un hecho intencional y estimó que las tortugas se enredaron con una red atunera que se encontraba abandonada en el mar.

La Profepa divulgó por la noche un comunicado en el que precisó que murieron más de 300 tortugas golfinas, las cuales tenían más de una semana flotando en el mar y fueron halladas frente a la Barra de Colotepec.

“De acuerdo con los expertos en la materia, dichos quelonios tenían aproximadamente ocho días de haber fallecido dentro del mar, por ahogamiento, toda vez que estaban enredadas con mallas de pesca prohibidas de 120 metros de longitud aproximadamente y monofilamento Nylon de 6 pulgadas”, detalló.

Los ejemplares, indicó el reporte oficial, estaban en avanzado estado de descomposición y algunos flotaban ya fragmentados.

La dependencia señaló que para evitar focos de contaminación las tortugas marinas fueron enterradas en dos fosas con una profundidad de dos metros cada una, las cuales fueron excavadas con el apoyo una maquinaria pesada.

El hallazgo de la muerte de las tortugas en Oaxaca fue el segundo en agosto, luego que en Chiapas reportaron un acumulado de muertes de 122 ejemplares en menos de un mes.

Las tortugas fueron encontrados en la playa de Puerto Arista, en el municipio chiapaneco de Tonalá, localidad en la que está un santuario y centro de protección y conservación de la especie.