Donante de esperma busca a sus 11 hijos para advertirles sobre problema de salud que podrían heredar

Hace 25 años, un hombre australiano llamado Ken Allen ayudó a varias parejas a concebir hijos y ahora quiere prevenirlos sobre una enfermedad que podrían heredar
Donante de esperma busca a sus 11 hijos para advertirles sobre problema de salud que podrían heredar
El hombre quiere advertir a sus hijos biológicos sobre enfermedad que padece.
Foto: Shutterstock

Ken Allen es un hombre originario de Australia y que tiene 59 años, está casado y tiene cuatro hijos; sin embargo, se encuentra en la búsqueda por todo el mundo por 11 más que tiene, a quienes quiere advertir de un problema de salud que podrían heredar.

Hace más de dos décadas, Ken, quien ya tenía familia, fue donante de esperma, ya que deseaba ayudar a diversas parejas que no podían concebir a tener hijos.

A pesar de que el proceso de donación es anónimo, Ken decidió dejar un “mensaje oculto” en el formulario, dirigido a sus futuros hijos, a quienes invitaba a buscarlo cuando fueran mayores, sí así lo deseaban.

En 2014, Allen recibió una llamada de la clínica en Melbourne en donde había realizado la donación, en donde le informaron que había ayudado a engendrar a 11 seres humanos, dos mujeres y 9 hombres. Esto parecía ser “milagroso”, pues él deseaba contactar a todos, ya que justamente recién le habían diagnosticado mal de Parkinson, una enfermedad que puede ser hereditaria.

Poco tiempo después, Ken pudo conocer a una de sus hijas, Chloe Allworthy, quien había estado buscando a su padre biológico durante 7 años, quien ahora le ha ayudado a contactar a tres hijos más y juntos, han iniciado una campaña en redes sociales para encontrar a los demás para que así sepan del riesgo que corren, para que tomen las previsiones correspondientes.