Quién es el segundo prisionero por el que Kim Kardashian ruega a Trump pongan en libertad

La celebridad ahora intercede por un hombre de 30 años
Quién es el segundo prisionero por el que Kim Kardashian ruega a Trump pongan en libertad
En mayo de 2018 Kim abogó ante Trump para que liberara a Alice Johnson
Foto: Getty Images

Kim Kardashian West dice que está “luchando” para liberar a un prisionero que fue sentenciado a cadena perpetua por posesión de drogas.

La estrella de la telerrealidad estadounidense asegura que el hombre, llamado Chris Young, recibió un castigo “injusto” y que “las leyes realmente tienen que cambiar”.

Durante una entrevista de radio transmitida en Estados Unidos este martes a través de la serie de episodios Wrongful Convicitions (Condenas injustas), la reina del imperio Kardashian les dijo a los oyentes que “a menudo habla con la Casa Blanca” sobre el tema de la reforma de las prisiones en el país.

En mayo de este año, Kardashian se reunió con el presidente estadounidense, Donald Trump, para discutir la liberación de otra prisionera, Alice Marie Johnson.


“Un gran encuentro hoy con Kim Kardashian. Hablamos de la reforma de las prisiones y de las sentencias”, tuiteó Trump en aquel momento.

Morgan fue liberada un mes después del encuentro.

Ahora Kardashian espera poder hacer lo mismo con Chris, de 30 años, quien lleva 8 tras las rejas.

La ley de los tres delitos

Según la estrella de la serie televisiva Keeping Up with the Kardashians, Chris Young fue encarcelado por posesión de marihuana y menos de medio gramo de cocaína.

Su historia también ha sido compartida por la página Buried Alive Project, que tiene como fin evitar la cadena perpetua para personas que han sido acusadas en casos relacionados con drogas.


Según la página web de este proyecto, el joven memorizó un discurso de 25 páginas para la audiencia de su sentencia, en el que compartió historias de una infancia “plagada de pobreza y trauma”.

La abogada defensora en este caso, Brittany Barnett, dijo en Twitter que su cliente está cumpliendo cadena perpetua por su participación de “bajo perfil” en un caso de drogas, y denunció que “la indescriptible crueldad de que Chris esté condenado a nunca más respirar aire como hombre libre, representa de nuevo un sistema fallido que se nutre de la miseria humana”.

Chris, quien fue arrestado a los 22 años de edad, recibió cadena perpetua sin derecho a libertad condicional, debido a dos condenas previas.

El estado de Tennessee cuenta con una ley comúnmente conocida como la “de los tres delitos”, que implica que una persona con tres condenas obtiene automáticamente cadena perpetua.

“Voy a arreglar esto”

Kardashian y Trump

Twitter @RealDonaldTrump
En su momento Donald Trump tuiteó esta imagen de su reunión con Kim Kardashian, que calificó de “gran encuentro”.

El joven padece un tipo de anemia que lo ha obligado a pasar parte de su tiempo en prisión en un centro médico, luego de someterse a “algunas cirugías”.

Kardashian asegura que, aunque Chris ha estado “muy cerca” de meterse en problemas, su estancia en la prisión de máxima seguridad ha dejado hasta el momento un “historial perfecto”.

“Él decía ‘puedo mantenerme alejado de los problemas aquí (el centro médico), pero en la cárcel hay apuñalamientos, pasan cosas. Y si estás cerca de eso te puedes meter en problemas muy fácilmente’.

“Da miedo tener una condena menor por drogas y estar atrapado en esta prisión de máxima seguridad con asesinos”, agregó.

Actualmente Kardashian trabaja con Kevin Sharp, el juez que sentenció a Chris y renunció inmediatamente después.

“Fue una sentencia obligatoria que tuvo que dar pero sabía que estaba mal”, dijo Kardashian.

Según ella, el juez dijo: “Voy a arreglar esto, voy a renunciar y voy a ayudar a luchar para sacarlo”.

El segundo prisionero

Si Kardashian logra que dejen en libertad a Chris Young, este será el segundo prisionero al que ayuda a sacar de la cárcel.

En mayo de 2018 ella abogó ante Trump para que liberara a una mujer llamada Alice Johnson.

Johnson había sido condenada a cadena perpetua en 1997, sin derecho a libertad condicional, por delitos de tráfico de drogas.

Un mes después de la reunión entre el presidente y Kardashian, la mujer quedó en libertad.

Kardashian y Johnson encontraron en persona para una entrevista en la televisión estadounidense después de su excarcelación, el 6 de junio.