Guía de compra de seguros para propietarios de casa

Guía de compra de seguros para propietarios de casa

Los propietarios compran seguros para protegerse contra desastres. Pero cuando se produce un desastre, es posible que tu aseguradora no cumpla con tus expectativas, especialmente si tienes un reclamo grande de $20,000 o más, de acuerdo con nuestra última encuesta de 7,418 suscriptores que presentaron reclamos en los últimos años.

Cuanto mayor sea el daño, mayor será la probabilidad de que exista un desacuerdo sobre el valor del daño, según nuestra encuesta. Para reclamos de menos de $20,000, solo el 6% de los encuestados informaron desacuerdos con su aseguradora sobre el monto del pago de un reclamo. Pero cuando el daño se valuó en $20,000 o más, el 10% no estuvo de acuerdo con la evaluación de su aseguradora de lo que se debía y alrededor del 3% de esas personas también informaron que su aseguradora demoró en pagar sus reclamos. Eso significó el triple de la tasa para aquellos con pérdidas por debajo de $20,000.

Las aseguradoras te transfieren el riesgo

El deducible típico para las pólizas de seguro estándares para propietarios de casa varía de $500 a $1,500. Pero cuando se trata de reclamos por sucesos climáticos graves, como huracanes, vientos y granizo, es posible que debas pagar hasta el 5% del valor asegurado de tu vivienda para cubrir los gastos por daños (hasta un 10% en Florida).

Entonces, si tu hogar está asegurado por, digamos, $200,000 y tu póliza tiene un deducible del 5% para huracanes, tendrás que pagar $10,000 de tu bolsillo por un reclamo relacionado con una tormenta.

Muchas aseguradoras han abandonado por completo las áreas propensas a los huracanes y están utilizando el lenguaje de los contratos para evitar pagar otro tipo de reclamos. Por ejemplo, incluso si tienes cobertura para granizo, si tu techo tiene más de 10 o 15 años, podría quedar excluido. O incluso si tienes una póliza estándar para propietarios de casa que cubre una bañera que se desborda o una tubería de agua que se rompe, además del seguro contra inundaciones, aún no te cubrirá a menos que pagues $40 a $50 por año más por un endoso específico que cubra eso.

Muchos consumidores compran un seguro para su casa una vez y luego se olvidan de él. Los reclamos por siniestros de vivienda son poco comunes y la mitad de todos los siniestros son de $8,000 o menos. Eso significa que los consumidores no desarrollan mucha pericia al averiguar y comprar este producto y pocas veces tienen la oportunidad de “probar” de primera mano cómo funciona. Es exactamente por eso que nuestras calificaciones se basan en la experiencia de presentación de reclamos de nuestros suscriptores.

Para repasar, sigue leyendo y asegúrate de visitar nuestro Centro de seguros para encontrar formas de ahorrar dinero en otros tipos de seguro.

Las suposiciones desactualizadas sobre tu cobertura pueden costarte mucho. Estas son algunas pautas para ayudarte a obtener la cobertura adecuada para tu hogar y presupuesto.

Consigue la cobertura correcta

La mejor prueba de una aseguradora es ver qué tan bien maneja los reclamos. Algunas aseguradoras importantes proporcionaron un nivel significativamente mayor de satisfacción con respecto al manejo de reclamos en comparación con otras. El mejor factor de predicción sobre qué tan satisfechos estaban los clientes se basó en las estimaciones de daños de la empresa. Las aseguradoras de menor calificación tendían a tener un mayor porcentaje de clientes que no estaban de acuerdo con sus estimaciones de daños y sentían que su liquidación final era demasiado pequeña.

Observa nuestras calificaciones de seguros para propietarios de viviendas para obtener detalles sobre las compañías de seguros de primera categoría para propietarios de casa.

Defiende tu reclamo

No tengas miedo de realizar un reclamo pequeño. De acuerdo con nuestros suscriptores, el 57% no sufrió un aumento de precios después de hacer un reclamo de menos de $5,000. De los que percibieron un aumento, en promedio las primas subieron menos de $150 por año.

Para los reclamos de todos los tamaños, en la mayoría de los casos, los encuestados no tuvieron ningún problema con su aseguradora. No obstante, en el 6% de los casos, los clientes y las aseguradoras no pudieron acordar el monto de los daños. Las disputas también tienden a ser más comunes después de huracanes grandes, según nuestra encuesta.

En dichos casos, puede beneficiarte negociar con tu aseguradora. Nuestra encuesta reveló que, entre los lectores que no estaban contentos con un reclamo, aquellos que lo disputaron obtuvieron un pago que fue aproximadamente de $6,000 más, en promedio, que los que no lo hicieron.

Si el ajustador de seguros indica que tu póliza no cubre ciertos daños, solicita ver el texto contractual específico.

Si la disputa supera el monto del daño, solicita una reunión con el contratista y el ajustador de seguros para repasar la estimación línea por línea, una práctica estándar en Amica.

¿Todavía estás en desacuerdo? Busca una segunda opinión de un contratista independiente. La paciencia, la persistencia y el trabajo de campo para obtener estimaciones múltiples son importantes.

Si llegas a un callejón sin salida, considera consultar a un ajustador de seguros público, que negociará por ti a cambio de una tarifa de hasta 10 a 25% del pago, de acuerdo con los límites del estado y si el reclamo está relacionado con una emergencia declarada.

Un estudio de 2010 de 76,000 reclamos de la Oficina de Análisis de Pólizas del Programa y Responsabilidad Gubernamental de la legislatura de Florida sugiere que gastar en un ajustador público puede ser una buena inversión: los asegurados que recurrieron a un ajustador de seguros público saldaron con su aseguradora de 19 a 747% más en reclamos por catástrofes relacionados con huracanes que aquellos que no lo hicieron y 574% más para reclamos no relacionados con catástrofes. Pero dichos casos tardan más en cerrarse. Entre los encuestados que tenían un desacuerdo relacionado con reclamos con su aseguradora, el 10% contrató a su propio ajustador de seguros para negociar una resolución.  

Para encontrar un ajustador de seguros público, visita napia.com, el sitio web de la Asociación Nacional de Ajustadores de Seguros Públicos, y haz clic en Buscar un ajustador público. Busca a alguien con buenas referencias, varios años de experiencia y una licencia estatal, si es necesario.

Si un vendedor de seguros te ha engañado con el texto de la póliza, comunícate con un abogado especializado en derecho de seguros. Las demandas fueron escasas entre nuestros suscriptores, pero la Federación de Consumidores de América señala que los tribunales han fallado sistemáticamente a favor de los asegurados con respecto a dichas ambigüedades. El arbitraje es otra opción.

Busca una mejor oferta

El seguro de casa no es tan competitivo en cuanto a precios como el seguro de un automóvil, pero aún puedes ahorrar cientos e incluso más de $1,000 al año en primas al comparar precios. Alrededor del 9% de los encuestados cambiaron de aseguradora en los últimos 3 años, principalmente porque obtuvieron un mejor precio con su nueva aseguradora.

Los residentes de California, en Florida, y otros estados cuyos departamentos de seguro publican comparaciones de tasas para la cobertura estándar pueden concentrarse en las aseguradoras de menor precio y luego comunicarse con ellas para solicitar presupuestos personalizados. Si tu estado no ofrece dicha orientación, comunícate con un agente independiente que venda seguros de múltiples aseguradoras. Para encontrar uno, visita el sitio web de los Agentes y Corredores de Seguros Independientes de América. También puedes usar sitios de compras en línea como Insure.com, NetQuote y SelectQuote.

Mientras buscas conseguir una aseguradora más barata, considera comprar el seguro de tu casa y automóvil en la misma compañía para recibir un ahorro de hasta el 30%.

Y ten en cuenta que la mayoría de las aseguradoras utilizan puntajes de seguros basados ​​en el crédito para establecer las primas y la elegibilidad para la cobertura. En general, cuanto mejor sea tu puntaje de crédito, menor será tu prima. El 74% de los encuestados dijo que su aseguradora nunca les dijo que su puntaje de crédito se usaría para establecer su prima. Entre los que su aseguradora sí compartió dicha información, el 66% indicó que no les dijeron de cuánto más o cuánto menos era su prima debido a su puntaje.

No solicites una cobertura inferior

También puedes ahorrar si evitas costos de bolsillo que surjan de una cobertura inadecuada en principio. El 8% de los suscriptores que presentaron reclamos descubrieron que tenían un seguro insuficiente. Ese problema es mucho más grande cuando se produce un huracán, un tornado, un incendio forestal o un terremoto que convierte a la vivienda en una pérdida total.

No cometas el error de asumir que tus límites de cobertura se ajustarán automáticamente al precio de mercado ascendente o descendente de tu casa. El hecho es que el valor de reposición, o el costo de la mano de obra y los materiales necesarios para reconstruir, es lo que debes considerar. Eso puede ser significativamente más alto que el precio de mercado que obtendrá tu casa.

Solicita a tu aseguradora una estimación personalizada del costo de reposición de tu vivienda, que debe tener en cuenta sus características únicas, los detalles de construcción, la antigüedad y los costos para que cumpla con los nuevos requisitos del código de construcción local. Debes revisar tus necesidades de cobertura cada pocos años.

Incluso si tu nivel de cobertura es correcto, una póliza estándar para propietario de casa no te cubre lo suficiente. Si deseas protegerte contra el aumento de los precios de materiales y mano de obra que a menudo se producen luego de un desastre natural, tendrás que comprar una cláusula de “cobertura extendida”, que representa un 30% adicional sobre tu límite de valor de reposición.

También pagarás más por un adicional de cumplimiento de ley u ordenanza para cubrir cualquier costo adicional de reconstruir tu casa de acuerdo con los códigos de construcción locales. La cobertura para un atascamiento de la alcantarilla tampoco está incluida en una póliza estándar, pero puedes pagar dinero adicional por ella. Para que no termines pagando de tu bolsillo por daños, necesitarás pólizas adicionales para inundaciones y terremotos, que no están cubiertos en una póliza de seguro tradicional para propietarios de viviendas. Además, es posible que necesites pólizas independientes para huracanes, viento y granizo si vives en una zona de alto riesgo.

La cobertura de tus muebles, productos electrónicos, ropa y otras pertenencias es estándar, pero si tienes abrigos costosos, joyas, platería u obras de arte, estos quedarán sujetos a límites de cobertura. Necesitarás adquirir un respaldo especial o seguro flotante para cubrir su valor total.

La cobertura de responsabilidad civil para visitantes lesionados en tu hogar o para los daños que tú, tus hijos o tus mascotas causen a otros también es estándar. La cobertura generalmente comienza siendo baja, de $100,000; auméntala a, por lo menos, $300,000. Cuantos más activos poseas, más aconsejable es comprar una póliza paraguas o de responsabilidad en exceso con una cobertura de $1 millón o más.

Por supuesto, todos esos complementos aumentan tu prima total, pero puedes compensar parte del costo al aumentar tu deducible a $500 o $1,000, lo que reduce la prima. Asegúrate de tener suficientes ahorros para cubrir el deducible si se te agota la suerte, y eso incluye los deducibles más altos para granizo, viento y huracanes.

Reduce tus riesgos

Las pérdidas generan gastos de bolsillo y, el 29% de las veces, primas más altas. Así que corta de raíz reduciendo tus riesgos.

• Comienza por hacer aquello por lo que las aseguradoras otorgan descuentos de manera explícita. Los detectores de humo, las alarmas antirrobo y las cerraduras de seguridad pueden generar un descuento de la prima del 5%. Un sofisticado sistema de rociadores contra incendio con alarmas que alertan a los socorristas pueden brindarte de 15 a 20% de descuento.

• Los materiales para techos resistentes a impactos y fuego hechos de asfalto, caucho, cemento y metal pueden generar más descuentos porque resisten mejor contra el granizo, los escombros y las brasas, la principal causa de daños por incendios forestales. El revestimiento inflamable proporciona una mayor protección.

• En áreas propensas a huracanes, las contraventanas para puertas y ventanas, el revestimiento a prueba de huracanes y un techo estandarizado a código que puede soportar vientos de hasta 130 mph ayudarán a que tu hogar resista una tormenta. Las casas reforzadas pueden soportar un huracán de categoría 4.

• El fuego, los relámpagos y la remoción de escombros generan los reclamos más altos de todos los riesgos asegurados. El equipo de cocina es la principal causa de incendios en el hogar, por lo tanto, nunca dejes desatendida la estufa y conserva un extintor en la cocina. Presta especial atención durante las festividades; de acuerdo con la Asociación Nacional de Protección contra Incendios, la cantidad de incendios que se producen en la cocina doméstica durante el Día de Acción de Gracias y el día anterior es mayor que en cualquier otro día. La Navidad y vísperas de Navidad también son momentos críticos para los incendios de cocinas domésticas.

• En áreas propensas a terremotos, asegúrate de que el marco de construcción de tu casa esté correctamente atornillado a su base. Recibe más información sobre cómo reducir los riesgos de los terremotos, congelación por condiciones climáticas, relámpagos, incendios forestales y más en el Instituto de Seguros para Empresas y Seguridad en el Hogar.

• Las aseguradoras recomiendan una solución simple para ayudar a evitar un desastre menor que pueda generar miles de dólares por daños de agua si se produce cuando no hay nadie en casa: reemplaza las mangueras de goma estándares que vienen con la lavadora por mangueras reforzadas de acero trenzado. El costo es de aproximadamente $20. 

Revisa nuestras calificaciones de seguros para los propietarios de casa

Nuestros hallazgos sobre los seguros para propietarios de casa reflejan las experiencias de nuestros lectores, no necesariamente las de la población en general. El puntaje del lector refleja la satisfacción general con el seguro para propietarios de viviendas y no se limita a los factores enumerados en los resultados de la encuesta. Las calificaciones de las empresas dentro de un grupo pueden variar.

Cada categoría de calificación en virtud de los resultados de la encuesta (la facilidad de comunicarse con un agente, la sencillez del proceso, la respuesta rápida y atención, la estimación de los daños, la cortesía y el profesionalismo del agente y el pago puntual) refleja puntajes promedio en nuestra escala de satisfacción de 6 puntos que abarca desde “completamente satisfecho” a “completamente insatisfecho”. 

AllState

Allstate, la segunda aseguradora de viviendas más grande del país, está clasificada en el segundo nivel de nuestras calificaciones. El 14% de los demandantes dijo que el monto pagado por este proveedor fue “menor de lo esperado”, por encima del 9% de todos los encuestados que dijeron lo mismo.

American Family

American Family, la octava aseguradora de viviendas más grande del país, está clasificada en el segundo nivel de nuestras calificaciones. El 13% de los demandantes dijo que el monto pagado por este proveedor fue “menor de lo esperado”, por encima del 9% de todos los encuestados que dijeron lo mismo.

Amica

Amica fue una de las 5 aseguradoras de viviendas más valoradas. Obtuvo los puntajes más altos en todos los ámbitos por la facilidad de comunicarse con un agente, la sencillez del proceso, la respuesta rápida y atención, la estimación de los daños, la cortesía y el profesionalismo del agente, y el pago puntual. Solo el 4% de los demandantes dijo que el monto pagado por este proveedor fue “menor de lo esperado”, por encima del 9% de todos los encuestados que dijeron lo mismo, y el mejor de 15 aseguradoras en esta medida. Esta compañía de seguros mutuos, con sede en Rhode Island, vende seguros para propietarios de viviendas, inquilinos y condominios en 48 estados (no en Alaska ni Hawaii) y también ha demostrado una consistencia impresionante: Amica recibió el puntaje más alto en las 8 encuestas de calificación de seguros de casa que hemos realizado desde 1989.

Auto Club Group

Auto Club Group se clasificó en el tercer nivel de nuestras calificaciones. El 13% de los demandantes dijo que el monto pagado por este proveedor fue “menor de lo esperado”, por encima del 9% de todos los encuestados que dijeron lo mismo.

Auto-Owners

Auto-Owners fue una de las 5 aseguradoras de viviendas más valoradas. Obtuvo los puntajes más altos por la facilidad de comunicarse con un agente y la cortesía y el profesionalismo del agente. Solo el 7% de los demandantes dijo que el monto pagado por este proveedor fue “menor de lo esperado”, por encima del 9% de todos los encuestados que dijeron lo mismo.

Erie

Erie, la décima aseguradora de viviendas más grande de la nación, fue una de las 5 aseguradoras de viviendas más valoradas. Obtuvo los puntajes más altos en todos los ámbitos por la facilidad de comunicarse con un agente, la sencillez del proceso, la respuesta rápida y atención, la estimación de los daños, la cortesía y el profesionalismo del agente, y el pago puntual. Solo el 7% de los demandantes dijo que el monto pagado por este proveedor fue “menor de lo esperado”, por encima del 9% de todos los encuestados que dijeron lo mismo.

Farmers

Farmers, la cuarta aseguradora de viviendas más grande del país, está clasificada en el segundo nivel de nuestras calificaciones. El 12% de los demandantes dijo que el monto pagado por este proveedor fue “menor de lo esperado”, por encima del 9% de todos los encuestados que dijeron lo mismo.

Hartford

Hartford se clasificó en el segundo nivel de nuestras calificaciones. También obtuvo los puntajes más altos por la facilidad de comunicarse con un agente, la cortesía y la profesionalidad del agente, y el pago puntual. El 9% de los demandantes dijo que el monto pagado por este proveedor fue “menor de lo esperado”, que fue el promedio de todos los encuestados que dijeron lo mismo.

Liberty Mutual

Liberty Mutual, la tercera aseguradora de viviendas más grande del país, está clasificada en el segundo nivel de nuestras calificaciones. El 11% de los demandantes dijo que el monto pagado por este proveedor fue “menor de lo esperado”, por encima del 9% de todos los encuestados que dijeron lo mismo.

MetLife

MetLife fue una de las 5 aseguradoras de viviendas más valoradas. Obtuvo los puntajes más altos por la facilidad de comunicarse con un agente, la respuesta rápida y atención, la estimación de los daños, la cortesía y el profesionalismo del agente, y el pago puntual. Solo el 7% de los demandantes dijo que el monto pagado por este proveedor fue “menor de lo esperado”, por encima del 9% de todos los encuestados que dijeron lo mismo.

Nationwide

Nationwide, la séptima aseguradora de viviendas más grande de los estados Unidos clasificó en el segundo nivel de nuestras calificaciones. Obtuvo los puntajes más altos por la facilidad de comunicarse con un agente, la respuesta rápida y atención, la cortesía y el profesionalismo del agente, y el pago puntual. Solo el 7% de los demandantes dijo que el monto pagado por este proveedor fue “menor de lo esperado”, por encima del 9% de todos los encuestados que dijeron lo mismo.

State Auto

State Auto se clasificó en el tercer nivel de nuestras calificaciones. El 16% de los demandantes dijo que el monto pagada por este proveedor fue “menor de lo esperado”, la calificación más alta de todas las aseguradoras de viviendas que comparamos.

State Farm

State Farm, la aseguradora de viviendas más grande del país y el operador más utilizado por nuestros suscriptores, está clasificado en el segundo nivel de nuestras calificaciones. El 11% de los demandantes dijo que el monto pagado por este proveedor fue “menor de lo esperado”, ligeramente por encima del 9% de todos los encuestados que dijeron lo mismo.

Travelers

Travelers, la sexta aseguradora de viviendas más grande del país, está clasificada en el segundo nivel de nuestras calificaciones. El 9% de los demandantes dijo que el monto pagado por este proveedor fue “menor de lo esperado”, que fue el promedio de todos los encuestados que dijeron lo mismo.

USAA

USAA fue una de las 5 aseguradoras de viviendas más valoradas. Esta es la quinta aseguradora de viviendas más grande de Estados Unidos y obtuvo los puntajes más altos en todos los ámbitos por la facilidad de comunicarse con un agente, la sencillez del proceso de reclamos, la respuesta rápida y atención, la estimación de los daños, la cortesía y el profesionalismo del agente, y el pago puntual. Solo el 5% de los demandantes dijo que el monto pagado por este proveedor fue “menor de lo esperado”, por encima del 9% de todos los encuestados que dijeron lo mismo, y el segundo mejor de 15 aseguradoras en esta medida. Esta aseguradora, con sede en San Antonio, Texas, también ha demostrado una consistencia impresionante: USAA fue una de las que obtuvieron los puntajes más altos en 7 de las 8 encuestas de seguros de viviendas que hemos realizado desde 1989. Para ser elegible para la cobertura, debes estar entre los 60 millones de personas que son miembros del ejército de Estados Unidos, veteranos retirados con honores o los descendientes de los asegurados de USAA.

Consumer Reports no tiene ninguna relación financiera con los anunciantes en este sitio. Consumer Reports es una organización independiente sin fines de lucro que trabaja junto a los consumidores para crear un mundo justo, seguro y saludable. CR no apoya productos o servicios y no acepta publicidad. Copyright © 2018, Consumer Reports, Inc.