México: 60 asesinatos preceden a la crisis actual de la UNAM

Los estudiantes organizan un paro para protestar por la crisis en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)
México: 60 asesinatos preceden a la crisis actual de la UNAM
Campus Universitario de la UNAM.
Foto: UNAM

MÉXICO.- “La UNAM está en una crisis por corrupción, violencia e injerencia de los partidos políticos”, advierte Angel Cervantes, consejero académico de la Facultad de Derecho  y vocero de Asamblea Interuniversitaria de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) que en los últimos días protagoniza paros, protestas, marchas y enfrentamientos violentos que casi dejan sin riñón a un estudiante.

Días atrás, Miranda Mendoza, una joven de 18 años estudiante del Colegio de Ciencias y Humanidades campus Azcapotzalco, el preuniversitario de la máxima casa de estudios públicos del país, había sido secuestrada, y su cuerpo fue localizado sin vida y calcinado en un paraje de la zona conurbada de la Ciudad de México.

En la misma institución, María Guadalupe Márquez, la directora del plantel en Azcapotzalco, renunció al cargo el pasado 27 de agosto y le sucedieron dos directivos en circunstancias confusas que dejaron sin clases a los estudiantes durante una semana hasta que estos marcharon a la rectoría para pedir cuentas.

Ahí les cayeron a palos un grupo de “porros“ que actuaron con tal furia que a uno de los protestantes, Joel Meza, lo mandaron al hospital con un riñón magullado quizás de por vida.

“Los porros son grupos de choques afines o patrocinados por partidos politicos, el PRI, el PRD y el PAN (aún no detectan alguno de Morena) que toleran las autoridades de la UNAM para que, en caso de ser necesario, revientan actos que no les son afines“, detalla el estudiante Cervantes mientras se prepara para la reunión interuniversitaria que se celebrará este viernes y decidirá las acciones a seguir.

Hasta ahora, 32 planteles se sumaron al paro de actividades de 48 horas que concluye hoy y, en adelante, cada colegio, preparatoria o facultad decidirá qué hacer, según sus pliegos petitorios, aunque en general se exige frenar la inseguridad que ronda a los universitarios y acabar con las asociaciones porriles.

“No estamos exentos de la violencia que se vive en le país“, precisa Alejandro Martínez, de la Central de Estudiantes Universitarios que el año pasado denunció el incremento de secuestros robos, extorsiones y asesinatos.

Según un recuento extraoficial de la asociación de alumnos de la UNAM “Nos Hacen Falta”, en la última década han sido asesinados 60 alumnos, profesores y otras personas al interior de los campus; de los cuales, sólo uno de los casos se encuentra en proceso judicial: el de Lesby Berlín Osorio, tras una protesta masiva, el resto, permanece en la impunidad.

“Sólo nos hacen caso cuando salimos a las calles a denunciar: así llevamos décadas: esto no cambia“, lamenta Angel.

La inconformidad de los estudiantes cobra importancia en estos días previos al 50 aniversario de la masacre de Tlatelolco en el que, según el Consejo General de Huelga, murieron 150 personas y hubo más de 100 heridos por disparos de grupos paramilitares.