Su hijo murió y querían ser abuelos; le hicieron una extracción de esperma para cumplir su sueño

A pesar de que incurrieron en un delito, esta pareja pudo cumplir su más grande anhelo

Su hijo murió y querían ser abuelos; le hicieron una extracción de esperma para cumplir su sueño
Los abuelos pasaron a ser los padres de su nieto.
Foto: Pixabay

En 2014, una pareja británica, cuya identidad ha sido mantenida en el anonimato, vivió una de las peores experiencias que cualquier ser humano puede experimentar en la vida: la pérdida de un hijo.

Este matrimonio perdió a su único hijo de 26 años en un accidente de motocicleta, viendo así no solo esfumar la vida del joven sino también del sueño de convertirse, en un futuro no muy lejano, en abuelos.

Obsesionados con esta idea y con la ilusión de poder ver en alguien más a su propio hijo, tres días después del accidente, los padres del fallecido le pidieron a un urólogo que extrajera una muestra de esperma del cuerpo de su hijo para así tener grandes esperanzas de poder tener un nieto.

Dicho procedimiento se realizó, pero al ser algo ilegal en Reino Unido, la pareja viajó a Estados Unidos, en donde pagaron mucho dinero para realizar un tratamiento de fecundación in vitro en una clínica en California.

Según publica el Daily Mail, David Smotrich, médico especialista en temas de fertilidad, fue quien atendió la petición de estos padres, sin conocer toda la historia, pues a él jamás le notificaron que habían incurrido en un delito para obtener la muestra de semen de su hijo.

Smotrich cuenta que los padres del fallecido estaban muy seguros de lo que querían, pues fueron muy específicos en sus requerimientos, ya que la donadora del óvulo y quien alquilaría su viente debía cumplir con ciertos cánones, pues querían a alguien que se ajustara al tipo de pareja al que seguramente su hijo le hubiera gustado tener para formar una familia.

El tratamiento se llevó a cabo y finalmente, en noviembre de 2015, la madre subrrogada dio a luz a un varón, como lo habían solicitado sus abuelos, quienes de forma legal, se convirtieron en padres del bebé.