Dodgers rinden honor de honores para Jaime Jarrín y él quiere compartirlo

El nombre del cronista más longevo de las Ligas Mayores será exaltado al Anillo de Honor en Dodger Stadium
Dodgers rinden honor de honores para Jaime Jarrín y él quiere compartirlo
El manager Dave Roberts ilustra el enorme respeto por Jarrín.
Foto: LA Dodgers

Los Ángeles.- Al reflexionar sobre cómo es que ha durado tantos y tantos años como la voz en español de los Dodgers de Los Ángeles, Jaime Jarrín se sorprende al intentar encontrar explicaciones.

“Yo mismo no lo puedo creer, cómo es que he logrado durar tanto tiempo”, dice.

Pero Jaime ha reconocido tres razones de su admirable longevidad: que ha logrado mantenerse saludable (con garganta de hierro, como él mismo ha dicho), su gran amor por el beisbol y el respaldo de su familia.

La legendaria carrera de este humilde y elegante hombre nacido en Ecuador, quien hace 20 años fue entronizado en el Salón de la Fama de Cooperstown (el primer hispano en tener ese honor en vida), recibe este viernes un nuevo tributo de gran trascendencia.

Los Dodgers exaltarán a Jaime al Anillo de Honor en Dodger Stadium, en el cual se unirá a otros 11 grandes de la franquicia.

“Me siento muy humildemente emocionado ante la perspectiva de ser exaltado al Anillo de Honor de los Dodgers y perpetuar mi nombre dentro del estadio”, dijo Jarrín el jueves en entrevista. “Me siento tan emocionado como hace 20 años porque esto va a ser lo más cerca posible a lo que significa el ingreso al Salón de la Fama en Cooperstown”.

Para siempre en Chavez Ravine

Jarrín quiere asegurarse de compartir el homenaje previo al juego de los Dodgers contra San Diego, con la comunidad hispana.

“Deseo compartir este homenaje y todos los homenajes habidos y por haber con esta hermosísima comunidad que nos respalda tanto, y gracias a la cual he podido yo mantenerme por 60 años al micrófono”, dijo el hombre que ostenta el título de cronista de beisbol de Grandes Ligas más longevo, luego que su buen amigo y mentor Vin Scully se retirara hace un par de años de las transmisiones en inglés de los juegos de los Dodgers.

Aspecto del Anillo de Honor de los Dodgers.
Aspecto del Anillo de Honor de los Dodgers.

El nombre de Jaime Jarrín quedará a partir de ahora grabado junto a los de Pee Wee Reese, Tom Lasorda, Duke Snider, Jim Gilliam, Don Sutton, Walter Alston, Sandy Koufax, Roy Campanella, Jackie Robinson, Don Drysdale y Scully.

El Anillo de Honor se encuentra localizado sobre el barandal de la sección de suites de Dodger Stadium, con números retirados de los que fueron peloteros o managers. En el caso de Scully, el letrero tiene grabado un micrófono y su nombre.

Nunca solicitó el trabajo

Tan asombrosa es la longevidad de Jaime como el hecho de que su actual trabajo fue uno que él no solicitó.

Los Dodgers habían llegado de Nueva York en 1958 y la estación de radio KWKW obtuvo los derechos para transmitir en español los partidos. Jarrín recuerda que se encontraba narrando peleas de boxeo en el Olympic Auditorium cuando le dijeron que lo querían en las transmisiones.

Me cayó del cielo, me saqué la lotería”, dijo Jarrín. “Ha sido un viaje maravilloso, algo increíble, que todavía estoy aquí con los mismos deseos, las mismas ganas, la misma inspiración que cuando fui al Coliseo (Memorial Coliseum) a transmitir mi primer juego acompañando a René Cárdenas”.

Jarrín en sus inicios con los Dodgers en el Memorial Coliseum.
Jarrín en sus inicios con los Dodgers en el Memorial Coliseum.

Y además nuevo contrato

La exaltación de Jarrín al Anillo de Honor de los Dodgers viene acompañada de una sorpresa más. El equipo anunció ayer que ha extendido el contrato de Jarrín por dos temporadas más (2019 y 2020), que serán la número 61 y la 62 de su carrera.

“Jaime Jarrín es un inmortal en toda la extensión de la palabra y los Dodgers son afortunados en haberlo tenido detrás del micrófono los pasados 60 años”, dijo en un comunicado Lon Rosen, el vicepresidente ejecutivo de los Dodgers.

El gran cronista con sus compañeros y amigos Fernando Valenzuela y Pepe Íñiguez.
El gran cronista con sus compañeros y amigos Fernando Valenzuela y Pepe Íñiguez.

Jarrín reveló que el equipo le ha dado total libertad de decidir qué giras de los Dodgers desea trabajar, como sucedió con Scully, y es que el cronista quiere pasar más tiempo en casa con su esposa Blanca.

“Ellos me han dicho y han repetido que yo tengo un contrato de por vida con los Dodgers y al sentirme físicamente bien y sentirme respaldado por mi esposa y mis hijos, y esto es lo más importante, para continuar en lo que estoy haciendo, pues estoy encantado de hacerlo”, dijo Jarrín, que ya en esta temporada se quedó en casa durante tres giras lejanas de los Dodgers.