Secretos para la salud dental

Secretos para la salud dental

Si tienes 65 años o más, es posible que tu salud dental sea incierta. El 20% de los adultos mayores tienen caries sin tratar, más de dos tercios tienen enfermedad de las encías [gingivitis] y casi 1 de cada 5 adultos mayores han perdido todos sus dientes, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Eso puede causar dolor y afectar la capacidad de comer, y la enfermedad de las encías se ha relacionado con enfermedades cardíacas, diabetes tipo 2 y posiblemente ciertos tipos de cáncer.

“La salud dental se relaciona con tu salud general, ya que la inflamación y las infecciones en la boca pueden diseminarse a otras áreas del cuerpo”, explica Judith Jones, DDS, MPH, profesora de odontología en la Universidad de Detroit Mercy y portavoz de la Asociación Dental Estadounidense (ADA).

Aquí hay 6 pasos que te ayudarán a mantener tu salud dental y a que tus dientes te duren más tiempo.

1. Mantenerlos limpios

Eso significa cepillarse con una pasta dental fluorada durante 2 minutos dos veces al día. Evita las pastas dentales blanqueadoras, que pueden desgastar el esmalte, dice Karyn Kahn, D.D.S., dentista de la Cleveland Clinic.

2. Elige el cepillo correcto

Los cepillos de dientes manuales pueden hacer un buen trabajo, pero los dispositivos eléctricos y sónicos pueden tener una ligera ventaja. Según un análisis de 2014 de la organización independiente Cochrane Collaboration, los cepillos de dientes motorizados redujeron la placa dental un 21% más y la gingivitis un 11% más que los dispositivos manuales después de 3 meses de uso.

También pueden ser más fáciles de usar si tienes artritis en la mano o en la muñeca, dice Jay W. Friedman, D.D.S., M.P.H., un defensor de la salud del consumidor en Los Angeles. Pero sé gentil; demasiada presión puede desgastar el esmalte dental y erosionar las encías.

3. Limpia entre los dientes

Limpia bien entre los dientes todos los días para eliminar cualquier alimento pegado allí. Kahn dice que esto deshace la placa antes de que haga ningún daño.

Puedes usar hilo dental o usar un dispositivo de irrigación que lanza un chorrito de agua para limpiar entre las muelas (water jet) o un cepillo interdental. Este último es más efectivo que el hilo dental, según un estudio publicado en 2015 en la revista Journal of Clinical Periodontology.

4. Sabe cuándo debes ir a un profesional

Mientras que muchos dentistas recomiendan un chequeo y limpieza cada 6 meses, la mayoría de la gente probablemente siga un programa anual, dice Friedman. De hecho, un estudio de 2013 publicado en la revista Journal of Dental Research descubrió que la mayoría de las personas no obtienen ningún beneficio adicional al visitar a un dentista o realizar una limpieza más de una vez al año.

Pero si tienes sarro significativo o enfermedad de las encías (o uno o más de sus factores de riesgo, como la diabetes o el hábito de fumar), las limpiezas 2 veces al año son a menudo apropiadas.

Y cuéntale a tu dentista si notas una sensación persistente pegajosa y seca en la boca. Es posible que tengas la boca seca, lo que puede aumentar los riesgos de desarrollar caries.

5. Sé inteligente con los rayos X

La ADA generalmente recomienda radiografías de mordida (que revelan caries entre los dientes) cada 2 o 3 años para adultos con buena salud bucal que tienen un riesgo normal de caries.

“Pero incluso cada 3 o 5 años es razonable”, dice Friedman, quien agrega que la mayoría de las personas necesitan radiografías más extensas cada 8 o 10 años.

6. Reconoce cuando tienes una emergencia dental

Un dolor de muelas persistente y palpitante que hace que sea difícil masticar o morder puede indicar un absceso o infección, especialmente si está acompañado de hinchazón facial, dice Jones. Estas infecciones pueden propagarse rápidamente a la mandíbula, la cabeza o el cuello, por lo que se debe buscar tratamiento de inmediato, preferiblemente en el consultorio de tu dentista o en la sala de emergencias si es necesario.

“He visto personas pasar 10 días en la unidad de cuidados intensivos (ICU) del hospital o perder la visión debido a un absceso dental no tratado”, dice Jones. Si un diente se rompe verticalmente, acude a un dentista lo antes posible (preferiblemente el mismo día) porque puede infectarse fácilmente, dice ella.

Un diente fracturado que no duele, dolor en la mandíbula al masticar, una dentadura postiza rota o una llaga en la boca también justifican el tratamiento, pero pueden esperar unos días, dice Friedman.

 

Nota del editor: Una versión de este artículo también salió en la edición de octubre de 2018 del boletín Consumer Reports On Health.

 

Inscríbete para recibir Lo último – nuestro boletín mensual. Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.

Consumer Reports no tiene ninguna relación financiera con los anunciantes en este sitio. Consumer Reports es una organización independiente sin fines de lucro que trabaja junto a los consumidores para crear un mundo justo, seguro y saludable. CR no apoya productos o servicios y no acepta publicidad. Copyright © 2018, Consumer Reports, Inc.