Qué saber acerca de los nuevos servicios gratuitos de inversión

Según revelan los estudios, por lo general, los inversionistas omiten las tarifas de inversión; no obstante, a largo plazo, las relaciones de gastos y comisiones sobre las operaciones pueden restar una suma importante a tu cartera.

Afortunadamente, muchos de estos costos se han reducido en los últimos años y, en algunos casos, han llegado a cero. Eso hace posible que los ahorradores inteligentes inviertan gratis o prácticamente sin costo.

En una de las últimas medidas de reducción de tarifas, JP Morgan Chase ha lanzado un servicio de corretaje llamado You Invest, que ofrece a sus clientes transacciones gratuitas y con descuento de acciones, bonos, fondos de intercambio (ETF) y fondos mutuos sin inversión mínima requerida.

You Invest de Chase tiene una oferta similar, pero más limitada, de libre comercio de Vanguard, que en agosto lanzó una plataforma de negociación sin comisiones que brinda a los inversores acceso a 1,800 ETF. Fidelity y Schwab también ofrecen ETF sin comisión.

Los clientes habituales de Chase, e incluso los clientes que no son de Chase, pueden inscribirse en el programa y recibir 100 transacciones gratuitas durante un año. Después de eso, pagarán $2.95 por operación, lo que es más barato que las tarifas por transacciones de acciones de muchos competidores, como Schwab ($4.95) o eTrade ($6.95).

Para los clientes bancarios y clientes privados de Sapphire de Chase (aquellos con saldos desde los $75,000), no hay límite en las transacciones gratuitas. A principios del próximo año, Chase también lanzará un servicio con gestor automatizado que utiliza algoritmos informáticos para gestionar las carteras de inversión.

Las comisiones de negociación no son las únicas tarifas de inversión bajo presión de fijación de precios; esta presión también recae en las comisiones de gestión de fondos, también denominadas tasas de gastos. Cada vez son más los inversionistas que optan por ETF y fondos indexados de bajo costo, lo que ha desencadenado una feroz competencia entre las empresas de fondos para recortar esos costos. Este mes, de hecho, Fidelity lanzó dos ETF sin tarifas: Fidelity Zero Total Market Index (FZROX) y Fidelity Zero International Index (FZILX).

Los inversores pueden beneficiarse claramente de la guerra de precios. «Si deseas armar una cartera ampliamente diversificada de acciones y bonos, el costo es esencialmente cero», dice el asesor de inversiones Rick Ferri, autor de «El poder de la inversión pasiva».

Sin embargo, muchos inversionistas no son conscientes de que están incurriendo en altos costos. Como se descubrió en una encuesta reciente de NerdWallet, los estadounidenses con cuentas bancarias y de inversión, en promedio, calculan que pagarán $2,244 en honorarios a lo largo de sus vidas. De hecho, el análisis de NerdWallet muestra que es probable que muchos paguen más de $369,000 en tarifas de por vida por estos servicios.

Evitar tarifas excesivas es una de las razones por las que Consumers Reports está lanzando un programa llamado «What the Fee?!» El objetivo es poner en evidencia las tarifas ocultas y sorpresivas y ayudar a los consumidores a defenderse. (Puedes obtener más información sobre nuestros esfuerzos en WhatTheFee.com).

Si no has revisado los costos de tu cartera de inversiones recientemente, es hora de echar un vistazo. Pero asegúrate de considerar otras cuestiones además del costo: es posible que una inversión gratuita no sea la correcta para tus objetivos financieros. Aquí hay 3 pautas para tener en cuenta:

Pondera tus costos totales de inversión

Comienza observando de cerca cuánto estás pagando por tus inversiones. Esto puede incluir gastos de gestión de fondos (la tasa de gastos), tal vez una tarifa de ventas de fondos (denominada carga), comisiones por transacciones, y honorarios administrativos en tu cuenta de inversión. Si tienes un asesor, también puedes pagar una tarifa por el asesoramiento, generalmente del 1% de las inversiones que se administran.

Esta información debe estar disponible en línea o en los prospectos de inversión y otras divulgaciones (o consulta al representante de atención al cliente). «La mayoría de la gente no tiene idea de lo que paga», dice Arielle O’Shea, especialista en inversiones y jubilación en NerdWallet.

Una vez que obtengas algunos números, podrás ver el gran impacto que los costos tienen en tu cartera. Puedes utilizar las herramientas en línea, tales como la calculadora de costos de fondos mutuos de la SEC o la calculadora de tasas 401(k) de NerdWallet.

Quizás te sorprenda el resultado. Como lo reveló un importante estudio de 2006 de la Oficina de Responsabilidad Gubernamental, incluso una diferencia de un punto porcentual en las tarifas puede tener un gran impacto en tus ahorros. Digamos que tienes $20,000 en una cuenta 401(k) que gana un rendimiento anual promedio del 7%. Si suponemos que pagas un 0.5% en las tarifas, tu saldo aumentará a alrededor de $70,500 en 20 años. Por el contrario, si la tarifa fuera del 1.5%, terminarías con solo $58,400 o un 17% menos. 

Qué hacer: antes de elegir una opción de inversión de menor costo, asegúrate de considerar el impacto de los impuestos en los retiros de la cuenta, así como las tarifas de transferencia que te pueden cobrar. Si terminarás con una factura grande, quizás sea mejor que dejes tu dinero donde está y contribuyas con nuevos ahorros en las opciones de tarifas más bajas.

Concéntrate en tus metas financieras

No te dejes influenciar por la palabra gratis. Regalar servicios es una táctica de marketing estándar para atraer clientes con el fin de vender productos y servicios adicionales. «La estrategia implica empujarte hacia inversiones de mayor costo», dice Ferri. 

Además, es posible que descubras que los servicios gratuitos que te dieron no son tan útiles. Si no eres un operador habitual de acciones individuales o ETF, por ejemplo, no puedes ahorrar mucho dinero con un programa de transacciones gratuitas. O, lo que es peor, puedes sentirte tentado a hacer transacciones con más frecuencia de la que deberías. Los estudios muestran que el comercio frecuente tiende a reducir la riqueza en lugar de aumentarla. 

Qué hacer: piensa detenidamente qué tipo de inversionista eres y qué es lo que realmente necesitas. Es probable que a un inversionista de fondos de compra y retención le convenga quedarse con un proveedor de bajo costo como Vanguard, dice Ferri. Además, si deseas ayuda individual con tus inversiones, considera contratar a un planificador financiero con tarifa única, tal vez por hora o con tarifa fija. (Puedes obtener sugerencias para encontrar un planificador aquí). 

Monitorea tus cuentas de cerca

Si has encontrado un gran negocio de bajo costo, no asumas que siempre será así. Los servicios y las tarifas de inversión cambian constantemente y pueden producirse cargos sorpresivos. La encuesta de NerdWallet reveló que a casi al 20% de los estadounidenses se les cobró una tarifa inesperada en sus cuentas de inversión en los últimos 12 meses.

Qué hacer: si recibes una tarifa sorpresiva, asegúrate de cuestionar los cargos y prepárate para trasladar tu dinero a otra parte si la situación no se resuelve. «Hoy hay más opciones de inversión que nunca», dice O’Shea. Además, dada la forma en que las comisiones de inversión pueden sumarse, buscar costos más bajos puede marcar una gran diferencia en tus finanzas.

Consumer Reports no tiene ninguna relación financiera con los anunciantes en este sitio. Consumer Reports es una organización independiente sin fines de lucro que trabaja junto a los consumidores para crear un mundo justo, seguro y saludable. CR no apoya productos o servicios y no acepta publicidad. Copyright © 2020, Consumer Reports, Inc.